fbnoscript
16 de octubre de 2018

La Plata, sede del ENM 2019: un desafío en las barbas de Vidal

Por María Inés Uro
Secretaria Gral de Ate Educación e integrante del PDT

La ciudad de La Plata nuevamente será anfitriona del Encuentro Nacional de Mujeres en el 2019, así como lo fue en el año 2001. Esta ciudad cuenta con una enorme organización de mujeres combativas, nucleadas muchas en una histórica multisectorial, que el ultimo 8M movilizó a más de 30.000 mujeres por las calles de La Plata, que lleva adelante luchas emblemáticas, reclamando justicia por Sandra Ayala Gamboa, la aparición de Johana Ramallo o justicia por el travesticidio de Moma.

La ciudad de La Plata es un centro político de gran importancia. Capital de la provincia de Buenos Aires, gobernado por Vidal y por el intendente Julio Garro (Cambiemos).

Vidal declaró que sentía “aliviada” cuando el Senado no aprobó el proyecto de aborto legal. Tiene como aliados las iglesias católica y evangélica y se comprometió frente a ellas a cajonear en el senado provincial el proyecto de ley de educación sexual científica y laica del legislador del Frente de Izquierda, Guillermo Kane, que cuenta con media sanción unánime de Diputados.

El intendente Garro, por su parte, pretende sancionar un ´código de convivencia´ represivo, para multar y perseguir las actividades callejeras, las manifestaciones y a la juventud.

Todo esto, mientras despiden y cierran dependencias estatales, incluido el Astillero Río Santiago que cuenta con 3.000 trabajadores.

El masivo encuentro de Chubut –a pesar de lejanía, los altos costos y de ser la sede más pequeña en la historia de los encuentros– dio cuenta, por su masividad, de un movimiento que no para. Allí las mujeres socialistas del Plenario de Trabajadoras llevamos el debate de la separación de las iglesias y el Estado, la educación sexual laica y científica, la lucha contra la precarización laboral y el plan de ajuste brutal a las trabajadoras del gobierno de Macri, los gobernadores y el FMI, junto al reclamo internacional para frenar el avance fascista en Brasil, repudiando a Bolsonaro.

Recibimos con entusiasmo este desafío para luchar contra todas las variantes ajustadoras, cuyas estrategias políticas condenan a las mujeres a la pobreza y a un mayor grado de violencia cotidianamente.

Tenemos por delante un gran perspectiva de lucha, que el próximo encuentro avance en la pelea por la emancipación de las mujeres, siendo una caja de resonancia de las principales luchas obreras de la provincia representadas todas por sus mujeres, las víctimas más castigadas de los ajustes macristas y de sus cómplices pejotistas.

Vamos por la organización independiente del Estado y las iglesias.

Abajo el ajuste.

¡Por un gran encuentro de mujeres en La Plata!

Compartir

Comentarios