fbnoscript
10 de noviembre de 2018

Gran Pañuelazo en Don Torcuato contra prohibición de los pañuelos verdes

Fuera la Iglesia de las escuelas
Por Agustina
Plenario de Trabajadoras – Zona Norte

“Sabemos que hoy estamos acá porque nos prohíben el uso de los pañuelos. Ay, ¿tanto bardo por un pañuelo? Y sí, vamos a hacer bardo... porque para vos ese pañuelo no significa nada, pero para nosotras es nuestra bandera de lucha”. Así arrancó su intervención Micaela, estudiante de la Media N° 3 de Don Torcuato (Tigre), el viernes 9 en el Pañuelazo organizado por la comunidad educativa en repudio a la persecución y censura perpetrada por la dirección escolar, que el martes 6 impidió el ingreso a las aulas a las estudiantes que portaban pañuelos verdes. 

Estas mismas autoridades, ante la masiva repercusión de la convocatoria al pañuelazo, suspendieron las clases con el objetivo de vaciar la actividad de protesta. Como si fuera poco, la directora arremetió contra el uso del lenguaje inclusivo en el aula e hizo explícita su voluntad de ir a fondo al ritmo de la oscurantista campaña #ConMisHijosNoTeMetas.
Recientemente, inspectores y directivos del colegio Nacional de San Isidro prohibieron a la docencia impartir clases usando lenguaje inclusivo. En un colegio confesional de La Plata directamente despidieron a un docente, mientras en otra escuela grupos antiderechos con pañuelos celestes increparon estudiantes gritándoles “asesinas”. Lejos de ser hechos aislados, son la expresión de la orientación persecutoria, represiva y clerical organizada por el Estado y las Iglesias Católicas y Evangélicas dirigida contra la juventud protagonista de la enorme lucha por el derecho al aborto legal y de la rebelión educativa que expuso ante toda la sociedad las consecuencias del vaciamiento y ataque sistemático a la educación pública.
 
12 años de Ley ESI, el fracaso de todos los gobiernos

“Y no se olviden de que la educación sexual es ley desde 2006 y en esta institución nos corren con el chamuyo de que sí recibimos educación sexual, cuando en realidad, sólo lo hacemos en 4° año y si el docente es copado”, dijo Mica, denunciando una realidad en la que pagan las peores consecuencias las más indefensas: 22 niñas asesinadas en lo que va del año, la alarmante realidad que 1 de cada 5 niñas es abusada, quienes luego, si no son obligadas a abortar en la clandestinidad, son madres: cada tres horas una nena de entre 10 y 14 años tiene un bebé.

La falta de implementación de la ESI no es el único derecho que le niegan. El artículo 5 de la Ley deja su dictado en manos de las direcciones escolares, sean públicas o privadas, respetando sus “idearios institucionales”, habilitando la intromisión clerical y homofóbica enemiga de los derechos de las mujeres y las disidencias sexuales. Desde la banca del Partido Obrero–FIT en el Congreso Nacional y en la Legislatura de la Pcia de Bs As, hemos presentado proyectos de Ley de anulación del artículo 5 y el dictado obligatorio en todos los niveles educativos. En oposición, el Ministro de Educación de la Nación, Finocchiaro, sostuvo que la misma “no necesita ser modificada” y “que los contenidos deben ser brindados en todas las escuelas, respetando los principios e ideario de cada una de ellas”… el paraguas oficial que avala el accionar oscurantista de las direcciones escolares, bloqueando el derecho de las niñas, niños y jóvenes a recibir educación sexual. 

Haciendo uso de todos los instrumentos de disciplinamiento, empeñados en su tarea persecutoria, los voceros del clero acuden al código de vestimenta para responsabilizar a las propias víctimas del acoso, abuso y violencias que sufren, tildándolas de conflictivas. Mica les responde con contundencia: "No nos dejan expresarnos, cuando la libertad de expresión es un derecho. Dicen que nuestra escuela es laica, pero hay símbolos religiosos. Nos dicen que traer cosas ajenas al estudio trae conflictos, pero acá el único conflicto es que las pibas se están muriendo por abortos clandestinos… los reglamentos solo se usan para censurarnos y no para protegernos de la violencia". 

Organizadxs y en las calles

“Nosotres como estudiantes organizadxs, exigimos la verdadera implementación de la educación sexual integral, laica, científica y con perspectiva de género. Exigimos que nos dejen debatir, que no nos escondan y que nos escuchen. Y aunque quieran invisibilizar la ola verde, existe y somos mayoría en las calles. Los y las que están con el pañuelo verde en la mochila, somos fuertes y nos plantamos ante todo... Y yo, personalmente, encontré mi libertad y ni la directora, los preceptores, los docentes ni nadie, me la va a sacar”, reflexionó Mica.

Frente al avance de expresiones persecutorias en las escuelas, debemos responder con firmeza, debatiendo actividades de lucha y acción callejera en Asambleas, con independencia política de las gestiones y gobiernos, entre el movimiento educativo y de mujeres, con el objetivo defender nuestros derechos al aborto legal y a educación sexual, científica y laica. Anulación de los códigos de vestimenta. Separación de la Iglesia del Estado. En un marco de ataque en regla al conjunto de lxs trabajadorxs y la juventud, decimos fuera Macri y el FMI, no al presupuesto de hambre y la política represiva del Estado.

Compartir

Comentarios