fbnoscript
11 de diciembre de 2018

Las actrices no nos callamos más

Por Natalia Badgen
Integrante de Actrices Argentinas y Actuemos.
Las actrices no nos callamos más

Foto: Guillermo Castro

Desde el colectivo Actrices Argentinas realizamos una conferencia de prensa el martes 11 para acompañar un gravísimo caso de abuso en nuestro ambiente laboral, el de Juan Darthés contra nuestra compañera Thelma Fardin. Lejos de la pompa mediática que llenó las televisiones durante toda la semana, que siempre intenta colocar el problema como una pelea de cartel, la particularidad de la conferencia fue la de colocar de forma colectiva e integral los problemas que sufrimos las actrices cotidianamente en nuestro medio.

La conferencia contó con más de 50 actrices, con cobertura de los medios locales, pero también de México por ejemplo, lo que muestra que es un fenómeno internacional que surgió en EEUU pero que se desarrolló en otros países tomando diversas formas. En nuestro caso, forma transversal, asamblearia y de lucha que conforma desde abril esta colectiva.

El video proyectado mostró el testimonio de una de nuestras compañeras víctima de un abuso sexual cuando era adolescente por parte de un actor 30 años mayor. La vulnerabilidad al que las patronales de nuestro medio dejan a una adolescente en contexto de gira es brutal.

Este caso, puso de relieve cómo existe todo un sistema que promueve los abusos, y al que los abusos le son funcionales para mantener nuestra precariedad. Las actrices no contamos con protección en los sets de filmación, ni en nuestros contratos. Una encuesta reciente hecha sólo a socios de SAGAI muestra que el 66% de las actrices encuestadas sufrieron alguna situación de abuso o acoso en el marco de su actividad laboral. Gran parte de ese porcentaje, menores. El lugar más frecuente, los castings: los lugares en donde no tenemos relación contractual con el empleador, donde no hay paga, donde hay una ´tercerización de la tercerización de la tercerización´ del trabajo. Con las nuevas plataformas virtuales, el mercado audiovisual se volcó masivamente al monotributo, evadiendo leyes fundamentales para nuestro trabajo ya inestable, sin ningún inspector del sindicato al que reclamarle condición laboral alguna, mucho menos de violencia de género. Las condiciones laborales en las que trabajamos todos los actores, favorecen la vulnerabilidad que sufrimos puntualmente las mujeres. La precariedad e inestabilidad laboral frena cualquier situación de posible denuncia. Además, cobramos salarios inferiores a los de nuestros compañeros varones.

“Las actrices somos ignoradas al denunciar y exponer los abusos. (…) Estamos casi siempre desprotegidas por quienes nos contratan. (…) Necesitamos herramientas para enfrentar estas cuestiones que además se ven agudizadas por la precariedad laboral y la falta de trabajo.”

En el texto que se leyó, se coloca sobre el tapete las responsabilidades que existen en nuestra industria frente a las violencias que son ejercidas sobre nosotras. Las productoras de cine, publicidad y TV son cómplices de esta situación. El trabajo en cooperativa teatral, por su parte, coloca la responsabilidad de cualquier situación laboral y de abuso (como fue denunciado el caso de Omar Pacheco) en las propias víctimas. El sindicato está ausente en contención alguna sobre casos de abuso o acoso “hasta que no haya medidas judiciales que lo comprueben” en un Estado completamente violento hacia la mujer.

Los casos de abuso y acoso en nuestro medio no son la excepción, son la regla. Son parte de un sistema social y un medio laboral que nos necesita sometidas y vulnerables. No es casual que en la mayoría de los casos quien ejerce el abuso es alguien de mayor poder que la víctima, un jefe de casting, un actor de más trayectoria o edad, un director o productor, roles más ligados a quienes nos contratan. Hoy dijimos basta.

La colectiva Actrices Argentinas con esta conferencia dio un enorme puntapié. No nos callamos más.

Sólo la organización independiente de las actrices para luchar por nuestras conquistas nos dará un puntapié para luchar contra este régimen de precariedad y violencia sobre nuestros cuerpos, y sobre nuestro trabajo. Hacia allá vamos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ACTRICES ARGENTINAS: "ESTO RECIÉN EMPIEZA"

ACTRICES ARGENTINAS: LA DENUNCIA DE THELMA FARDIN CONTRA JUAN DARTHÉS POR VIOLACIÓN SACUDE A LA INDUSTRIA Y LA SOCIEDAD
 

 

 

Compartir

Comentarios