fbnoscript
16 de enero de 2019

Gravísima intromisión del clero para bloquear aborto no punible a menor de 12 años

En el hospital de San Pedro, provincia de Jujuy.

Organizaciones de mujeres jujeñas se movilizaron a la puerta de un hospital de San Pedro, en Jujuy, debido a que –tras la intervención del obispado jujeño- desde la jefatura de maternidad del hospital Héctor Quintana se le impide a una niña de 12 años acceder a su derecho al aborto.

La niña había ingresado al Hospital Paterson de San Pedro porque sufría dolores estomacales. Allí se enteró que cursaba un embarazo de 23 semanas, producido por la violación de un vecino de 51 años. La niña pidió la realización de un aborto, en cuanto a su caso le corresponde la tutela del Código Penal Argentino, que prevé el aborto no punible para casos de violación. Para ello, con demoras, fue trasladada a pedido de la familia al hospital Materno Infantil de la capital provincial, lo que se logró el día ayer. El aborto iba a realizarse el día de hoy.

 

Ante la autorización del mismo, el obispo de Jujuy, monseñor Daniel Fernández intervino desde la ciudad de Roma con un comunicado reclamando el bloqueo del acceso a este derecho por parte de la niña y que el caso “se resuelva salvando la dos vidas”. Es decir, obligándola a parir poniendo en riesgo su vida y contra su decisión. Tras ello, grupos oscurantistas se acercaron al hospital para impedir la realización del aborto no punible. Bajo la presión del jefe de Maternidad del hospital, los médicos se declararon objetores de conciencia, impidiendo la realización de la práctica en el lugar, a pesar que Jujuy ha adherido al protocolo de intervención legal del embarazo que sostiene que todos los hospitales deben garantizar personal profesional que realice el procedimiento.

Al frente de la delegación “celeste” que se movilizó para impedir que se cumpla la ley se encontraba la diputada nacional Gabriela Burgos. Esta diputada clerical preside la Comisión de Legislación Penal del Congreso Nacional.

Expertas en la materia, como la tocoginecóloga y médica del fallo FAL que sostiene que “toda mujer violada tiene derecho a acceder a un aborto porque lo dice el Código Penal y la CEDAW (Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer)”, Stella Manzano, entrevistada en una radio local explicó que a los 12 años una niña tiene mucho riesgo de morir en el parto y que forzarla a parir es tortura. La especialista recordó que las complicaciones en el parto son la tercera causa de muerte en niñas de entre 10 y 14 años.

Otra vez, vuelve a quedar en evidencia el peligro para la salud y la vida de las niñas y mujeres de la injerencia de elementos clericales en el sistema sanitario y educativo y la imbricación entre el Estado y la Iglesia. 

 

Ante la decisión del equipo directivo de la Maternidad del Hospital Héctor Quintana de no realizar el protocolo de la...

Posted by Plenario De Trabajadoras Jujuy on Wednesday, January 16, 2019

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios