fbnoscript
24 de enero de 2019

Exigimos la aparición de Gisella

Lleva 9 días desaparecida

Gisella Solís Calle, de 47 años y oriunda de Perú, fue vista por última vez el 16 de enero en La Plata, luego de haber tenido una discusión con su pareja, Abel Casimiro Campos. Pocos días después de iniciada la búsqueda, el hombre se suicidó en la habitación de un hotel, cuando debía ser interrogado por la policía. 

La última señal de Gisella fue el contacto telefónico con su hermano, con quien habló sobe la discusión y quedó en conversar al día siguiente. Al no poder volver a comunicarse, el hermano presentó la denuncia, tras lo cual se llevaron a cabo dos rastrillajes en la zona de Autopista La Plata y Lisandro Olmos. Mientras se realizan  peritajes de elementos encontrados en la habitación donde se suicidó Campos, hoy se procedía a un nuevo rastrillaje en campos aledaños a la ruta 6, entre La Plata y Florencio Varela.

Campos tenía una doble vida: en pareja con Gisella desde hace seis años, estaba a su vez casado con una mujer en Lobería, quien declaró no estar tanto de toda esta situación. 

En un cuadro donde las mujeres somos víctimas de virulentos ataques, femicidios, abusos, acosos y violaciones, la desaparición de Gisella se conecta con los últimos casos registrados en nuestro país en los que va del año. Quienes se encuentran en situaciones de violencia no cuentan con asistencia integral por parte del Estado, que provee botones antipánico que no funcionan y ordenes de restricción perimetrales que no se cumplen -como lo demostró el reciente caso de Carla Soggiu. El Estado ampara a los violentos.

Desde el Plenario de Trabajadoras planteamos desarrollar acciones de movilización para encontrar a Gisella. Como lo hemos hecho y seguimos haciendo por Johanna Ramallo, desaparecida desde hace más de un año en manos de las redes de trata.

Las mujeres debemos organizarnos de manera independiente en cada barrio, en cada lugar de estudio y de trabajo, para terminar con esta barbarie. Organicemos asambleas que preparen una rebelión en el próximo 8 de marzo, acompañada de un gran paro internacional. 
Aparición con vida ya de Gisella Solís.

Compartir

Comentarios