fbnoscript
14 de febrero de 2019 | #1537

Masiva asamblea de mujeres hacia el 8 de Marzo

Debates hacia una nueva jornada internacional de lucha
Masiva asamblea de mujeres hacia el 8 de Marzo

La lucha contra la ofensiva capitalista ocupa un lugar central de la agenda de nuestras reivindicaciones

Este viernes 8 de febrero se realizó la primera asamblea de mujeres hacia al 8M, que reunió a más de 600 compañeras, con la tarea de organizar el cuarto Paro Internacional de Mujeres. Lo
mismo está ocurriendo en distintas provincias, donde miles empiezan a preparar la jornada que expresará, en nuestro país y a nivel mundial, la enorme vitalidad de la rebelión de las mujeres.

La asamblea la abrieron las trabajadoras que están protagonizando las luchas obreras de este inicio de año -Inti, Interpack, Pilkington, Siam-, compañeras migrantes que luchan contra la
persecución xenófoba gubernamental y activistas travestis y trans. En un cuadro de despidos masivos, tarifazos y aumento brutal de la carestía, la lucha contra la ofensiva capitalista ocupa un lugar central de la agenda de nuestras reivindicaciones. Mientras la burocracia sindical se esmera en bloquear y aislar las luchas en curso, el movimiento de mujeres las reagrupa y exige a las centrales sindicales la realización de un paro efectivo por todos nuestros derechos.

Entre contingentes de jóvenes, docentes, compañeras de las barriadas y de la comunidad travesti-trans, se destacó la presencia de las diputadas del Frente de Izquierda, Romina Del Plá y  Nathalia González -únicas legisladoras presentes y que colocaron la centralidad que debe tener en esta jornada la continuidad de la lucha por el aborto legal. Romina reivindicó la movilización del 1F -boicoteada por el kirchnerismo- ante la negativa del gobierno jujeño y las iglesias del derecho al aborto no punible a una niña de 12 años, y denunció que “no se puede subordinar la defensa de las mujeres y de las niñas a ningún supuesto interés político estratégico”. Asimismo, como dirigente docente, señaló que los Suteba combativos ya están organizando el paro efectivo este 8M como parte de un plan de lucha general que una las demandas femeninas al no inicio de clases y la defensa de la educación pública contra el ajuste de Macri y los
gobernadores.

El reclamo por Ni Una Menos recorrió la asamblea, conmocionada por cada una de las nuevas víctimas de femicidio. Desde el primer 3J de 2015 hasta hoy, la denuncia de que “el Estado es
responsable” ha puesto sobre la mesa el carácter estructural de la violencia contra las mujeres bajo el régimen social capitalista. Ese Estado no va a ser el que aplique las medidas urgentes que requiere la situación de emergencia en la que estamos inmersas. Por eso, las compañeras del Plenario de Trabajadoras planteamos la necesidad de luchar por un Consejo Autónomo de Mujeres, electo por mujeres y con mandato revocable, que de manera independiente se ocupe tomar las medidas urgentes.

Un debate estratégico

El lugar que debe ocupar el reclamo por el aborto legal, contra el oscurantismo clerical, es el aspecto más relevante del debate político que recorre al movimiento y tuvo expresión en esta primera reunión. Un espectro importante de organizaciones reniega de la centralidad de estas reivindicaciones en nombre de un “frente anti-neoliberal”. Nos llaman a luchar contra Macri en alianza con la misma Iglesia empeñada en contener y evitar una irrupción popular contra este gobierno. Este apoyo político -de oficialistas y “opositores”- ha envalentando a las iglesias, que arremeten en las provincias contra el aborto no punible, como lo muestran Jujuy o Córdoba.

Las aspiraciones de las mujeres sólo pueden abrirse paso luchando contra la Iglesia y todos los partidos que la sostienen. La continuidad de la lucha por el aborto legal y la separación de la
Iglesia del Estado, que ha volcado a millones a las calles, está más vigente que nunca.

Paro y lucha internacional por las mujeres

El reclamo de un paro efectivo a las centrales sindicales recorrió numerosas intervenciones. La tregua de la burocracia sindical de todos los pelajes es la antítesis del movimiento de mujeres,
que ha tomado como propios los métodos de la clase trabajadora, y que tiene el desafío de incorporar masivamente al colectivo obrero en sus luchas contra el Estado capitalista y clerical.
El rechazo a la intervención imperialista en Venezuela también fue potente, dando cuenta del carácter internacionalista de la movilización que preparamos.

Las asambleas seguirán replicándose todos los viernes y serán escenario de debates vitales. El Plenario de Trabajadoras está comprometido a fondo por poner en pie un gran 8M de lucha internacionalista, con paro y movilización, que vuelva a impulsar la marea verde en cada rincón del país.

Compartir

Comentarios