fbnoscript
7 de marzo de 2019

“El 8 de marzo va a ser una lucha contra ustedes, contra este régimen de explotación”

Gabriel Solano, del PO-FIT, denunció en la Legislatura la impostura del macrismo en relación con el 8M.
“El 8 de marzo va a ser una lucha contra ustedes, contra este régimen de explotación”

Foto: Javier Entrerriano

La Legislatura porteña trató hoy un proyecto de declaración por el 8M, por el que se conmemora el “Día de la Mujer” y se adhiere a las actividades a realizarse en la jornada.

En ese marco el legislador Gabriel Solano, desde la banca del Partido Obrero-Frente de Izquierda, desarrolló una encendida defensa de la lucha de las mujeres trabajadoras en el país, denunciando asimismo la demagogia de los partidos mayoritarios en el recinto, responsables de la superexplotación laboral, la clandestinidad del aborto y la injerencia del clero en la educación.

Con las docentes y con las enfermeras

Solano inició su intervención señalando que “como todo el mundo va a votar a favor de esta resolución, podría dar la impresión de que hay un acuerdo”, cuando en verdad el 8 de marzo “traza una división muy importante en la sociedad y en el recinto este en particular. Porque ¿qué es el 8 de marzo? La resolución no lo recoge bien. Es el Día de la Mujer Trabajadora, no el ‘día de la mujer’. El detalle no es para nada menor: hoy tenemos un paro docente en la ciudad y en todo el país ¿el 8 de marzo, es el día de Soledad Acuña [la ministra de Educación porteña] o de las docentes que luchan? Para nosotros, desde el punto de vista del socialismo, es el de las docentes que luchan”. En el mismo sentido se refirió la gobernadora María Eugenia Vidal, que descontará los días de paro a la docencia bonaerense, para rematar: “la Internacional Socialista en su momento de gloria fundó y creó este día como el día de lucha de la mujer trabajadora en todo el mundo. No es el día de las mujeres que desde el Estado o desde una patronal se valen de ese poder para atacar a las mujeres o quitarles sus derechos”.

Tras ello, el referente del PO se refirió a la lucha que vienen desenvolviendo las enfermeras de hospitales porteños por el pase a la carrera profesional. Tras destacar el compromiso del Frente de Izquierda con esta lucha, a la que caracterizó como “uno de los movimientos más genuinos, más masivos de la clase trabajadora de la ciudad en el último período”, denunció el “nefasto decreto pactado por [el jefe de gobierno Horacio Rodríguez] Larreta con la burocracia sindical, que les dice a las enfermeras que se desloman laburando que no van a tener su reclamo. Le quieren ningunear ese reclamo ¡por una suma fija de entre 1700 y 800 pesos! Las enfermeras tienen dignidad, quieren pasar a la carrera profesional, que se les reconozca su estudio y su esfuerzo y su profesión, ¡y no 800 pesos que no valen nada!”.

Contra los capitalistas, sus gobiernos y el clero

A su turno, Solano marcó que el Frente de Izquierda “está con las mujeres que luchan por el derecho al aborto, que enfrentan a gobiernos y a regímenes perversos. Porque lo que pasó en Tucumán [el caso de la niña violada y obligada a parir] es de una perversidad tremenda, y son cómplices de esto el gobierno nacional y también [el gobernador tucumano Juan] Manzur, que era ministro ¡de Salud! de CFK”. En este sentido, aseveró que “el clero, los pañuelos celestes - que Cristina dijo en un acto que ‘son parte de nuestro movimiento’, es un enemigo estratégico de la mujer. Es el oscurantismo, es una reacción internacional organizada para aplastar la libertad de la mujer y su autonomía, pregonar que la mujer tiene que ser un apéndice del hombre en la sociedad. En el Frente de Izquierda no hay pañuelos celestes y pañuelos verdes. ¡Somos los pañuelos verdes! Los que genuinamente defendemos la lucha para que haya en la Argentina un aborto legal, seguro y gratuito en el hospital público. Para que haya una ley de educación sexual real, que sea gestionada por los pibes y las docentes, y no impuesta por el clero oscurantista”. Y remató: “este es el tema fundamental: el Día de la Mujer Trabajadora es un día de lucha, de organización. Que cruza la división de la sociedad entre explotados y los explotadores, los gobiernos que los defienden y el clero, un apéndice de esos explotadores para pregonar a la juventud y a la mujer la obediencia ciega a un régimen social caduco”.

El legislador concluyó su intervención señalando que “es un día de la mujer difícil el que vamos a tener. Este país está siendo liquidado: suspensiones en la industria automotriz, 200 mil despidos durante el 2018. Lo están llevando a la bancarrota, están destruyendo las familias trabajadoras argentinas para favorecer un grupo de especulación internacional. Entonces no vengan a sacarse foto con la mujer. Hoy las mujeres argentinas no pueden darle de comer a sus hijos. La mitad de los pibes son pobres. El 8 de marzo va a ser una lucha contra ustedes, contra este régimen de explotación y nosotros vamos a estar en la calle acompañando a la mujer trabajadora”.

En esta nota:

Compartir

Comentarios