fbnoscript
9 de marzo de 2019

Neuquén: un 8M clarificador

El 8M, el día internacional de la mujer trabajadora, y los días previos, han sido un factor de enorme clarificación política. El balance de la jornada, así como de la lucha política librada alrededor de ella, debe ser motivo de reflexión de todas las mujeres trabajadoras y jóvenes protagonistas de esta enorme gesta. Y en Neuquén, este llamado tiene una especial importancia. Es que nuestra provincia se encuentra en la víspera de una elección que tiene en vilo a todo el país, fruto de las consecuencias políticas que tendrán, para el futuro político de Argentina, los resultados de los comicios.

Es evidente que este 8 de marzo volvió a poner de manifiesto la fuerza y la vitalidad del movimiento de lucha de la mujer en Argentina y en el mundo. En nuestra provincia en particular, en todas las localidades, las manifestaciones fueron masivas. En la capital unas 15 mil personas pusieron de relieve que la lucha por el derecho al aborto legal está más viva y vigente que nunca. En el Norte de la provincia y en Cutral Có se hizo sentir la denuncia al Estado por la creciente violencia hacia las mujeres, cuyos casos trágicos, como el de Lorena Carrasco y el doble femicidio de Karina y Valentina Apablaza, conmovieron la provincia.

A su vez, las manifestaciones fueron acompañadas por una jornada de paros en toda en las escuelas de la provincia y en la mayor parte de la administración pública. Las trabajadoras de prensa paralizaron las redacciones, y en el  Parque Industrial y en San Patricio del Chañar hubo manifestaciones en las rutas de obreras ceramistas, textiles y desocupadas. Se le imprimió así un nítido contenido de clase a la jornada, por las reivindicaciones planteadas (la lucha en defensa del trabajo y el salario) y por el método empleado (la huelga).

Estas expresiones tuvieron lugar a pesar del boicot de la burocracia sindical de la CGT, claramente asociada al Vaticano y a los partidos patronales y clericales. A modo de ejemplo, el sindicato de empleados de comercio, que cuenta con un enorme porcentaje de afiliadas mujeres, no adhirió al paro ni a la movilización. Su secretario general, Sergio Rodriguez, que es candidato a gobernador por una lista peronista residual que cuenta con el apoyo de la burocracia de ATE, reveló así su desprecio por la enorme lucha de las mujeres.    

Pero en el mismo campo están ubicados los principales candidatos de la elección del domingo. El gobernador Omar Gutiérrez, que se juega su reelección, no sólo declaró ser amigo de la Iglesia, sino que sus parlamentarios, en el Congreso Nacional, votaron en contra del aborto legal. Por su parte, Pechi Quiroga, es el campeón del sostenimiento financiero, de la entrega de tierras y las condonaciones impositivas en Neuquén capital a la Iglesia Evangélica. Su compañero de fórmula, David Schlereth, ha sido una de los principales impulsores del movimiento “salvemos las 2 vidas” en Neuquén, en momentos donde  emergía con toda la fuerza la ola verde.  

Quienes nos dicen “se viene otro Neuquén”, Ramón Rioseco y Darío Martínez, han mantenido un sugestivo silencio en torno a la gran reivindicación de las mujeres. El barniz progre que le ofrendan las fuerzas de centroizquierda y las conducciones sindicales que les son tributarias, como la de Aten, no puede ocultar los profundos lazos que esta fuerza mantiene con el Clero, como lo puede corroborar cualquiera que visite Cutral Có.  Es clara su enemistad con la lucha por el derecho al aborto legal, como lo revela el faltazo a la movilización del 8M en Neuquén o el llamado de su jefa política, Cristina Fernández, a unir los pañuelos celestes con los verdes.

Así las cosas, la lucha inmediata por el derecho al aborto legal y la educación sexual, en las elecciones neuquinas, ha quedado como una bandera exclusiva del Frente de Izquierda, tal cual lo expresamos el 8M por medio de un enorme cartel. Quién ha tomado nota de todo esto ha sido el obispo neuquino Fernando Croxatto, que en los días previos al 8M llamó a votar a “quienes defienden la vida desde su concepción”, en un abierto mensaje de impugnación al voto a la izquierda.

 

Fuimos 15 mil este 8M en Neuquén. La marea verde volvió para conquistar el aborto legal, seguro y gratuito.

Posted by Patricia Jure on Friday, March 8, 2019

 

Es claro, entonces, que el Clero tiene sus propios candidatos. Y que las mujeres de la ola verde, en cambio, tenemos al Frente de Izquierda, que impulsa un plan de lucha en serio y ahora para conquistar el aborto legal, la educación sexual, separar a la Iglesia del Estado y para derrotar el plan de ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores y gobernadoras.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios