fbnoscript
9 de marzo de 2019

Córdoba: extraordinaria movilización en el #8M #ParoDeMujeres 

Una masiva movilización en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora volvió a teñir de verde la ciudad. Con alrededor de 90mil personas quedo claro que el movimiento de mujeres no está dispuesto a abandonar las calles, ni a sacrificar la lucha por el aborto legal seguro y gratuito en un año de proceso electoral. La jornada de lucha se replico en diferentes puntos del interior provincial con marchas, concentraciones y pañuelazos, entre ellas, la localidad de Rio IV protagonizó una de las marchas más multitudinarias de los últimos años con 6mil personas.

Una multitud encabezada por las principales referentes de las organizaciones de mujeres de izquierda y del colectivo LGTBI, tuvo al aborto legal como el reclamo central incuestionable de la jornada, a la vez que el rechazo a los planes de ajuste de Macri, Schiaretti y el FMI. Un dato de color lo puso Olga Riutort - una de las referentes del PJ provincial- cuando en medio de la algarabía por la lucha, tuvo el desatino de intentar figurar en la cabecera y en instantes fue vapuleada y expulsada, corriendo idéntica suerte que unos años atrás, Alejandra Vigo, diputada y esposa del gobernador Juan Schiaretti.   

 

#Córdoba Extraordinario #8M #ParoDeMujeres en Córdoba. Una masiva movilización en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora tiñó de verde la ciudad de Cordoba. Con alrededor de 90mil personas, la marea verde dejó claro que el movimiento de mujeres no está dispuesto a abandonar la lucha por el aborto legal seguro y gratuito, ni las calles en un año de proceso electoral. Los familiares y víctimas de violencia ocuparon las primeras líneas de la marcha al grito de #NiUnaMenos El Estado es responsable, frente el incesante incremento de los femicidios, transfemicidios y travesticidios. Asimismo las luchas más destacadas de la provincia entre ellas la docencia por el aumento salarial y las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer que denuncian la precarización laboral y el vaciamiento. Por tercer año consecutivo las mujeres hicimos lo que niegan las centrales obreras burocráticas, construimos un paro activo y efectivo para derrotar el ajuste de Macri, Schiaretti y el FMI.

Posted by Soledad Díaz García on Friday, March 8, 2019

Frente el incesante incremento de los femicidios, transfemicidios y travesticidios, los familiares y víctimas de violencia ocuparon las primeras líneas de la marcha al grito de #NiUnaMenos El Estado es responsable. También lo hicieron las luchas obreras más destacadas de la provincia, entre ellas la docencia que rechazó la propuesta salarial de miseria y en asamblea impuso el paro efectivo de 72 hs. vaciando las aulas  y desbaratando el boicot de la burocracia docente que intento impulsar talleres con contenido de género en las escuelas. Asimismo, las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer conformaron  una columna contundente contra la precarización laboral y el vaciamiento de las áreas destinadas a las mujeres en situación de violencia, desnudando la demagogia oficial en la materia y responsabilizando al gobierno provincial.

La exigencia de paro activo y efectivo a las centrales obreras de la CGT y CTA contra el ajuste se hizo sentir con toda claridad en las resoluciones de la asamblea de mujeres con un pronunciamiento y un afiche en ese sentido. En respuesta a la presión ejercida por el movimiento, la CGT Rodríguez Peña y la “Intersindical de mujeres”  compuesta por las secretarias de género de los sindicatos de municipales de Córdoba, Luz y Fuerza, Adiuc y Judiciales, emitieron pronunciamientos declamatorios y lavados del paro sin referencia alguna al reclamo de aborto legal y dejando al arbitrio de los sindicatos de base la “modalidad” de la adhesión al paro. 

La aparición tardía de este sector de la burocracia, dirigida por el kirchnerismo, en la última asamblea de mujeres preparativa de la marcha, fue repudiada cuando intentaron desdoblar el lugar de convocatoria en una evidente maniobra para desplazar a los agrupamientos de izquierda y de lucha de la cabecera principal de la movilización. La maniobra fue rápidamente desbaratada por el activismo que manifestó la indignación ante la entrega de la burocracia que no convoco a las asambleas en los gremios y cuyo aporte a las finanzas para la construcción de la jornada no supero los escasos 5mil pesos. Finalmente la burocracia se limitó a convocar cuerpos orgánicos, asistiendo al principio de la marcha con una delegación raquítica de no más de 50 personas que se retiro antes de llegar al escenario, porque tampoco se les reconoció lugar en la lectura del documento único. 

 

Las columnas que se extendían por cuadras y cuadras, colmadas de pañuelos verdes al igual que el año pasado, cuando la Cámara de Senadores rechazó el proyecto de aborto legal, tuvo como protagonistas a la juventud  estudiantil de diferentes niveles, por ello, un párrafo aparte mereció el reclamo de educación sexual integral, y la aplicación del Protocolo para el Aborto no Punible en Córdoba, bloqueado por el Portal de Belén desde hace siete años.

La masividad y contundencia de la marcha fue el resultado exitoso de una enorme lucha política de delimitación del kirchenerismo que intento relegar la lucha por el aborto legal en virtud de un pacto con el clero. A su vez el repudio a sus intenciones de un frente ajustador con el PJ provincial de Schiaretti y la tregua de las burocracias sindicales dirigidas por estas fuerzas. 

La jornada inicio con un piquete frente al Arzobispado de Córdoba que bajo la denuncia a la iglesia encubridora de curas pedófilos y la tortura a niñas violadas obligadas a parir,  capto la atención de los medios de comunicación previendo una marcha histórica que tuvo también entre sus reclamos centrales la separación de la iglesia del Estado. 

Nuestra columna de más de mil compañeras fue representativa de las principales luchas en las que intervenimos, entre ellas la juventud, las trabajadoras de las diferentes agrupaciones sindicales clasistas y combativas, la agrupación 1969, y las enormes compañeras del Polo Obrero que organizaron las asambleas de decenas de barrios para asistir. Asimismo las compañeras del interior que pusieron en pie el paro y  movilizacion en toda la provincia. 

Este 8 de marzo constituye un paso enorme en la organización independiente del movimiento de mujeres de la provincia. El Partido Obrero y Frente de Izquierda, tiene en sus manos la tarea de profundizar este camino para el triunfo de los reclamos de las mujeres trabajadoras.      
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios