fbnoscript
12 de abril de 2019

ATE: “Cachorro” Godoy y sus pañuelos celestes

Por Ariadna
Tribuna Estatal

A poco más de un mes del multitudinario paro y movilización por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en el que miles de mujeres nos volcamos a las calles para reclamar por el aborto legal seguro y gratuito, Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE nacional, se reunió con la Pastoral Social Evangélica en lo que él anunció como una reunión “para mejorar las condiciones de vida de los argentinos”. Esta reunión con los sectores antiderechos es una clara señal en contra del reclamo por el aborto legal y todos los derechos de las trabajadoras que desde el movimiento de mujeres venimos realizando desde hace años.

En un tuit que emitió acerca de la actividad, Godoy defendió la reunión como parte de una “articulación” con la burocracia de la CGT y sectores empresarios. Esta orientación sólo lleva a los trabajadores y las mujeres a deponer sus reivindicaciones.

Sin embargo, las estatales ya hemos denunciado este tipo de alianzas por parte de la conducción del sindicato con sectores oscurantistas. Es que ya en el 2018, mientras se daba el debate por el aborto legal en el Congreso y las mujeres organizábamos pañuelazos en todo el país, ATE Nacional participaba de un encuentro organizado por la Pastoral Social en Mar del Plata.

Son estos mismos sectores los que con sus pañuelos celestes, aliados a Cambiemos y al PJ, se opusieron a la legalización del aborto. El oscurantismo llega al punto de obligar a niñas violadas a practicarse cesáreas, como ocurrió en Jujuy y Tucumán, denegándoles el derecho que las asistía a interrumpir el embarazo.

Mientras tanto, a las estatales nos descontaron el día por parar y movilizar el 8M, aun cuando el paro fue convocado por el sindicato con todas las formalidades. Lejos de una acción de conjunto y contundente, las dirigencias sindicales se limitaron a enviar telegramas de descontento a las patronales. Para las y los que tienen los salarios más bajos, significa un descuento de más de mil pesos entre el presentismo y la jornada de trabajo. Esto significa un golpe brutal en un cuadro de atraso de nuestros salarios en donde muchos trabajadores tienen salarios de alrededor de $17.000.

Salarios de hambre, a los cuales UPCN pretende alegrarnos con el 3% de “recomposición” por la pérdida del 2018 (cuando sabemos que debería ser al menos un 20%). Un ajuste brutal que recae sobre las espaldas de los y las trabajadoras, pero golpea con más fuerza a las mujeres, que somos quienes trabajamos en condiciones de mayor precariedad.

Frente al llamamiento de la dirección de ATE Nacional a unir nuestra lucha con los sectores oscurantistas antiderechos, las estatales debemos oponerle organización en comisiones de mujeres y lucha en cada uno de nuestros sectores de trabajo.

¡Abajo el descuento del 8M! ¡Separación de las iglesias con el sindicato, ya!

Vamos por la ampliación de todas las licencias y la incorporación de todas ellas en el régimen de presentismo. Por jardines materno-paternales y lactarios en todos los organismos. Por un salario mínimo igual a la canasta básica familiar, por el pase a planta permanente y el fin de la precarización, contra los despidos. ¡Abajo el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores!

Compartir

Comentarios