fbnoscript
25 de abril de 2019 | #1545

XXVI Congreso | Las conclusiones e iniciativas de la Comisión de la mujer

La Comisión de mujer deliberó con más de una treintena de delegadas de distintas provincias y frentes. Alli se sacaron las conclusiones que serán la base de la orientación política que el Partido Obrero y el Plenario de Trabajadoras llevará adelante a lo largo de este año en el terreno de las reivindicaciones propias de la mujer trabajadora.

Se realizó un balance político de la campaña desarrollada por el PdT en la lucha por el aborto legal, una lucha masiva contra el gobierno, la Iglesia y los bloques políticos que colaboran en la defensa de la clandestinidad del aborto. En este marco, la comisión defendió la iniciativa propuesta por nuestra organización luego del voto negativo del Senado, de seguir impulsando una consulta popular vinculante, como un instrumento para dar continuidad a la marea verde y potenciar esta lucha que se enfrenta a todo el régimen político y el Estado. Esta iniciativa se inscribe en la comprensión de que es necesario correr el eje de gravitación del Parlamento a las calles, para superar una institución dominada por el lobby clerical y patronal. Tomamos nota de que esta propuesta, originalmente despreciada, ahora es reconsiderada por algunas organizaciones aliadas en esta lucha y crece en simpatía entre el activismo que quiere superar el impasse al que quieren llevar a este movimiento las corrientes de la burguesía.

El debate balanceó, también, la lucha contra todas las formas de violencia y particularmente el “Mirá Cómo nos Ponemos”, impulsado por Actrices Argentinas, que denunció la precarización laboral y los abusos, y que se generalizó al conjunto de la población dando cuenta del carácter cotidiano que tiene la violencia en todas sus formas. Por su parte, la participación en la comisión de compañeras y compañeros de la Agrupación 1969 aportó elementos para una caracterización del movimiento LGTB y las campañas específicas en este frente, como la inserción laboral trans.

Tanto en el documento como en el debate se expusieron las consecuencias concretas de la crisis capitalista sobre las mujeres en términos de un marcado retroceso material, que tiene su expresión en los salarios y las condiciones de trabajo. Las compañeras de los frentes sindicales y del Polo Obrero fueron quienes colocaron los principales aportes, en la comprensión de que el potencial emancipatorio del movimiento de mujeres depende de la intervención de la clase obrera, ocupada y desocupada, en esta lucha. El desafío de conquistar al programa de lucha a la mujer trabajadora y a la clase, debe ser objeto de campañas específicas por parte de las agrupaciones clasistas para abrir un curso a una lucha a fondo contra los explotadores que utilizan el sometimiento femenino como mecanismo de dominación del conjunto de los trabajadores. En este sentido, trazamos las iniciativas para luchar por las reivindicaciones de la mujer trabajadora, para que la crisis la paguen los capitalistas, por ejemplo, la conformación de comisiones de mujeres como ocurrió en Fate e Interpack.

Asimismo, analizamos la histórica huelga de las trabajadoras de Textilana como un gran ejemplo organizativo que nos proponemos generalizar. La lucha por la separación de la Iglesia del Estado es un eje de delimitación fundamental con la burocracia sindical en el movimiento obrero ocupado y con el triunvirato papal entre las organizaciones de desocupados. Las valientes compañeras del Polo Obrero, que realizan una tarea de delimitación política cotidiana contra las instituciones clericales, propusieron la salida de materiales específicos que colaboren con su agitación de masas.

La separación de la Iglesia del Estado es una campaña estratégica que continuará siendo desarrollada atendiendo a su particularismo en sindicatos, barrios o lugares de estudio. Este eje, junto al aborto legal y la educación sexual laica y científica, concentran las aspiraciones más profundas del movimiento de mujeres y son los pilares de una campaña que nos trazamos con iniciativas de movilización y organización. Hacia el próximo 28 de mayo nos proponemos una movilización masiva del Plenario de Trabajadoras, en el marco del día de acción por la salud de las mujeres, y fecha en la que será presentado, nuevamente, el proyecto de la campaña por el derecho al aborto.

Por último, la comisión abordó los principales desafíos de la campaña electoral, que tiene a la compañera Romina del Plá como integrante de la fórmula presidencial del Frente de Izquierda. La plataforma reivindicativa y política que desarrollaremos tendrá como base el programa socialista de la mujer trabajadora y grandes iniciativas prácticas de agitación política. La campaña por una gran delegación del Plenario de Trabajadoras en el Encuentro Nacional de Mujeres de La Plata ya comenzó con la delimitación respecto de los métodos burocráticos y regimentadores de la Comisión Organizadora. El PdT se prepara para este ENM con una fuerte campaña política por la independencia del movimiento de mujeres y por dar nuevo impulso a la marea verde, luchando por el aborto legal y la separación de la Iglesia del Estado, y para derrotar el plan de guerra de Macri, los gobernadores y el FMI.

La unanimidad en la votación de un documento que profundiza en estas caracterizaciones y campañas refleja la convicción de avanzar en el desarrollo organizativo de una corriente socialista que batalle por la independencia política del Estado, la Iglesia y los bloques políticos que representan los intereses antagónicos de un movimiento de mujeres en ascenso.

Compartir

Comentarios