fbnoscript
24 de mayo de 2019

El 26, marchemos en La Plata por justicia por Johana Ramallo

Todos a la Gobernación

El próximo 26 de mayo se cumple un año y 10  meses de la desaparición de la joven platense Johana Ramallo, a sus 23 años de edad. Marta, su mamá, junto a familiares y organizaciones de mujeres, convocamos a una movilización que partirá desde 1 y 63, esquina de la zona roja donde fue vista por última vez, y llegará a la Gobernación para exigir justicia. Se trata de un caso que ha conmovido a la región. 

En las últimas semanas trascendió, en medios locales y nacionales, que las pruebas de ADN habrían confirmado que los restos humanos hallados hace 8 meses en la costa berissense del Río de la Plata pertenecen a Johana. Si bien la familia solicitó no divulgar ninguna noticia por encontrarse la causa en secreto de sumario, convocó a movilizar el próximo 26 exigiendo justicia por Johana, indicando que la joven habría sido víctima de femicidio.

La causa judicial, que inicialmente estaba caratulada como “averiguación de paradero”, pasó a ser investigada como “trata de personas” y quedó a cargo de la Justicia Federal de La Plata, pero nunca tuvo ningún imputado, ni avances, ni una línea de investigación. Mientras tanto, Marta y sus familiares recibieron incesantes amenazas por parte de la policía. Estamos ante un nuevo caso de encubrimiento, que muestra las distintas aristas con que el Estado protege el negocio de la explotación sexual, evitando investigar los casos de desapariciones y amedrentando a los familiares que impulsan las denuncias.

Johana era una joven madre, de familia humilde, condenada a vivir con un trabajo precario y salarios de pobreza. Ante esta situación desesperante, comenzó a ejercer la prostitución dos meses antes de su desaparición. La hipótesis que sostiene la familia es que fue cooptada por una de las tantas redes de trata que actúan en nuestra ciudad, comercializando sus cuerpos y utilizándolas para la venta de drogas. Estas redes de explotación sexual operan al amparo del Estado, y han sido protegidas por los sucesivos gobiernos de turno. La trama de encubrimiento que mantiene impune la desaparición de Johana es una demostración más de ello.

Hoy hay más de 3.000 mujeres desaparecidas en nuestro país, por el accionar conjunto de proxenetas, policías, jueces y funcionarios. Es sabido que los partidos capitalistas utilizan sus campañas electorales para lavar dinero negro, y es evidente que parte de quienes los financian son estos tratantes. Después de todo, la prostitución es uno de los negocios que más dinero mueve en el mundo, junto al narcotráfico, la banca y la industria armamentística. 

Desde el Plenario de Trabajadoras hemos acompañado cada instancia de lucha por la aparición de Johana, y continuaremos ahora peleando para que se haga justicia. Lo hacemos con la perspectiva de enfrentar a todo un sistema que no tiene más que miseria para ofrecernos, y que alimenta con la explotación de nuestros cuerpos un negocio millonario. Luchamos con independencia política de todos los gobiernos cómplices de la trata y el narcotráfico, contra el ajuste y el régimen del FMI que empujan a miles de jóvenes a seguir ese camino tras cerrarles todas las opciones, y contra un Estado que ampara el secuestro de mujeres para explotación sexual.

Este domingo 26 de mayo marchemos masivamente en La Plata para gritar bien fuerte: ¡Justicia por Johana Ramallo! Ni una menos, el Estado es responsable. Juicio y castigo a todos los culpables. Desmantelamiento de las redes de trata. Basta de encubrimiento e impunidad.

 

Compartir

Comentarios