fbnoscript
6 de junio de 2019 | #1551

El PCR, Patria Grande y el PJ rompen la Comisión Organizadora

34° Encuentro de mujeres y disidencias
Por Rosalía
Plenario de Trabajadoras PBA

El sábado 1° de junio, el PCR, Patria Grande y el PJ se retiraron de la reunión plenaria de la Comisión Organizadora en el rectorado de la UNLP.

Hace más de 6 meses, cientos de mujeres y disidencias se vienen reuniendo para discutir sobre la organización del Encuentro de octubre, que será una importante instancia de lucha y organización para un movimiento que desde hace años viene mostrando su poderío en las calles, llegando a un punto de enorme masividad en la marea verde que peleó por el aborto legal el año pasado.

Desde las primeras reuniones se viene procesando una discusión sobre el cambio de nombre del Encuentro, de Nacional a Plurinacional y la inclusión de las disidencias de género.  El PCR, PJ y Patria Grande se abroquelaron desde principio de año en que el nombre no se cambiaba porque “la Comisión Organizadora es para organizar el Encuentro y para nada más”. A partir de un aparente debate sobre la nominación que debe tener el encuentro, que ya se desarrolló el año pasado, se pretende regimentar el Encuentro en favor del clero y el PJ.

El debate por el nombre del Encuentro que se viene dando hace dos años, se ha vuelto una excusa para no dejar pasar definiciones políticas incómodas para los aliados de este bloque. Como ya ocurrió el año pasado ante el debate parlamentario del aborto, cuando se negaron a reclamar su aprobación en el Congreso. Está claro que se trata de escamotear algunos temas de agenda que incomodan a sus aliados políticos. Sin embargo, no tuvieron prurito alguno cuando escribieron sin autorización de nadie un apoyo del Encuentro de Salta a la asonada policial de entonces, o antes en el de Neuquén cuando en medio del conflicto del gobierno con los capitalistas del campo pretendieron que la CO del Encuentro apoyara la acción patronal contra el cobro de retenciones.

En esta oportunidad, mientras impiden decisiones democráticas, este bloque pejotista está produciendo un cambio total en la fisonomía del encuentro, haciendo pasar de 75 a 150 las temáticas en las que se dividen los talleres del Encuentro.  Esta brutal atomización es mucho más que el simple “pronunciamiento sobre temas de agenda” que el PCR-PJ-PG dice rechazar: estamos ante un enorme favor a Cambiemos, el PJ y los K, quienes están buscando contener las consecuencias de la crisis a través del proceso electoral, y buscan para ello el apoyo político de la Iglesia católica y las evangélicas.

La necesidad de controlar a un movimiento de mujeres y disidencias, que ha mostrado enormes reservas de lucha y  una disposición a enfrentar a ambas instituciones -Iglesia y Estado- en las distintas reivindicaciones por las que ha salido a pelear, es el norte que orienta la acción rupturista de este bloque político.

En la reunión plenaria del sábado este conjunto de organizaciones se dedicaron en sus intervenciones a atacar al activismo y la izquierda. Sin poder avanzar en imponer esta política frente a la presencia numerosa y constante de todo el bloque de la izquierda y los sectores independientes y de lucha, el bloque pejotista se levantó, se llevaron el sonido y se fueron mientras un enorme sector del activismo cantaba por el aborto legal. Todo un pronunciamiento político de quienes han elegido defender sus vínculos con el clero y los gobiernos del régimen por sobre los intereses de las mujeres y disidencias. 

Alertamos al conjunto del movimiento de mujeres sobre esta maniobra en curso. No debemos permitir la apropiación de la organización del Encuentro por parte de este bloque pejotista-clerical.

Vamos con todo por un Encuentro independiente y de lucha

Queda de manifiesto el profundo temor que nos tienen a las mujeres movilizadas y organizadas. Saben que muchas de esas miles iremos al Encuentro a discutir cómo arrancamos de una vez nuestro derecho al aborto seguro legal y gratuito y a la ESI; iremos a denunciar el ajuste que sufrimos como trabajadoras; iremos a denunciar los casos de pedofilia de la Iglesia, como el del cura Di Lorenzo amparado por el propio arzobispo “progre” Tucho Fernández; iremos a exigir que se vaya el FMI y a decir que nosotras no vamos a pagar ninguna deuda. De allí la preocupación de disciplinarnos y sacarnos de la organización del Encuentro.

Desde el Plenario de Trabajadoras llamamos a defender y sostener la participación en la Comisión Organizadora de todas las que queremos darle a este Encuentro una impronta independiente y de lucha contra los responsables de todas las violencias que sufrimos.
Te invitamos a sumarte a participar con nosotras de las reuniones de comisión y las plenarias. Te convocamos también a organizar juntas el viaje al Encuentro. Impulsemos charlas, reuniones abiertas y asambleas en los lugares de estudio, de trabajo y en los barrios para llenar de las pibas de la marea verde y las mujeres trabajadoras este 34º Encuentro.
 

Compartir

Comentarios