fbnoscript
7 de junio de 2019

Concentración en solidaridad con las compañeras y compañeros procesados en Chaco

La carta presentada a las autoridades. ¡No a la judicialización del movimiento de mujeres!

En el día de hoy, el Plenario de Trabajadoras realizó una concentración frente a la casa de la provincia de Chaco en solidaridad con tres manifestantes (Débora, Federico y Viviana) judcializados tras participar de una manifestación en Resistencia (bajo el lema “Niñas, no madres”) que reclamaba por la aplicación del aborto a una niña de 12 años violada en Jujuy. A continuación, compartimos la carta presentada en el lugar, que lleva entre otros la firma de Vanina Biasi (dirigente del Plenario de Trabajadoras), Ileana Celotto (secretaria general de AGD-UBA), Lourdes Alfonso (minoría de UTE-Ctera), y Tatiana Fernández Martí (vocal del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires).

 

 

7 de junio de 2019

Sres/as autoridades de la Casa de la Provincia del Chaco en Buenos Aires

Por la presente, nos dirigimos a usted a fin de denunciar la situación de lo que entendemos que es un caso de clara persecución política y judicial contra manifestantes que se pronunciaron en Chaco (y en todo el país) por el fin de las torturas hacia una niña embarazada como fruto de una violación en Jujuy y que instalaron el reclamo de #NiñasNoMadres.

En este caso, se trata de alertar sobre la judicialización de quienes fueron las víctimas de matones bajo las órdenes del Pastor Albert Acosta, que increparon y agredieron físicamente a manifestantes, las que a su paso de una movilización ejercieron su legítimo derecho a realizar una de sus paradas frente a la iglesia Cristiana que dirige dicho pastor y que promueve y defiende el aborto clandestino y la maternidad forzada aun en la niñez.

Pero esta judicialización, por parte de estos sectores que buscan repicar el ascenso en el poder del Estado que han tenido en Brasil, se produce en el marco de una adhesión pública a dichos sectores (a través de la participación en actos evangélicos en su carácter de gobernantes) tanto del gobernador Domingo Peppo como del intendente Jorge Capitanich, violentando los principios laicos y de independencia del Estado de cualquier culto. En definitiva, mostrando que los sectores que judicializan a las manifestantes y luchadoras por los derechos de niñas y mujeres cuentan con el apoyo de gobernantes de turno.           

Nos alerta también, por la gravedad que supone, que el gobierno del Chaco adhiera y apoye de diversas formas a sectores que impulsan que desde el propio gobierno se incumpla con las leyes vigentes que legalizan el aborto en caso de violación.

Desde numerosas organizaciones del movimiento de mujeres, del feminismo y de las luchas democráticas de nuestro país, estamos haciendo firmar un petitorio nacional para difundir esta causa y esta denuncia.

Reclamamos al gobernador Peppo y al intendente Capitanich que asuman la responsabilidad de poner fin a la persecución que sufren en la provincia que les toca gobernar, las y los militantes de los derechos de que las niñas sean niñas y no madres, de la lucha por el aborto legal y por la separación de la Iglesia del Estado.

 

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios