fbnoscript
20 de julio de 2019

El suicidio de Micaela y el problema del abuso familiar

Una niña de 13 años se mató en su casa en Merlo

Luego de años de ser abusada por un pariente en complicidad con la madre, Micaela recurrió al suicidio. Los peritos fueron quienes confirmaron que estaba embarazada y que había sido abusada.

Según vecinos la pequeña era víctima de abusos desde hace tiempo. Se hicieron las denuncias pero fueron desestimadas.

Sin detenidos, con un allanamiento con forenses en el domicilio, la causa sigue con la investigación de dos cartas que habría escrito Micaela en las que contaba los abusos de los que era víctima en su hogar.

Algunos medios indican, en base a testimonios de vecinos, que la niña fue obligada por su madre a dejar la escuela y que también era golpeada.

El calvario que sufrió esta niña no es un caso aislado, son miles los casos de abuso de menores en el seno familiar.

Exigimos educación sexual integral laica y científica para que lxs niñxs reconozcan un posible abuso y sepan pedir ayuda.

Exigimos Justicia por Micaela. Ni una menos. El Estado es responsable.

En esta nota:

Compartir

Comentarios