fbnoscript
24 de agosto de 2019

Catamarca: los dichos del cura Moisés Pachado y un régimen de impunidad

Investigado por abusos reiterados a una menor, culpó a la “moda” de denunciar a la Iglesia

En una reciente conferencia de prensa, el sacerdote Moisés Pachado -acusado de violar a una menor de 9 años en Belén- señaló que “está de moda denunciar, sobresalir, defender ideologías (sic) y rechazar a la Iglesia, a lo bueno y a las instituciones (sic). Algo de eso hay, con el tema de la ideología de género, por ejemplo”.

La “moda de denunciar, rechazar a la Iglesia…” que plantea el abusador, es la forma despectiva de plantear que gracias a las enormes luchas que llevaron adelante las mujeres en las calles hoy podemos decir que todos estos casos no están en la clandestinidad. La “moda” está dada en la lucha contra la impunidad y contra los abusos, la “moda” es la lucha consciente de los sectores de trabajadoras que no se callan más.

Las declaraciones de Pachado no pretenden demostrar su inocencia sino plantear a la víctima como victimaria. El tiempo transcurrido del hecho hace que sea dificultosa la comprobación de la denuncia ante la justicia (los hechos son de 1997), además de que los recursos de las víctimas son muchísimos menores que los de los curas abusadores, quienes son defendidos por la institución católica. Por otra parte, por su vinculación con el Estado, este es parte de la defensa. Por lo tanto es claro que las víctimas luchan contra todo un aparato eclesiástico y estatal que encubre los sistemáticos abusos dentro de esa institución.

Repudiamos el silencio cómplice del oficialismo del PJ en la provincia y la oposición macrista, ya que firmaron un acuerdo con la Iglesia oscurantista y protectora de abusadores, para que siga ejerciendo un diciplinamiento social, garantizándole los privilegios que hoy tienen.

Desde las listas del Frente de Izquierda nos ponemos a disposición de la lucha contra la impunidad eclesiástica y en defensa de los derechos de las mujeres. Que viva la moda de la lucha contra la violencia, el abuso y el silencio.

Son inadmisibles las declaraciones de Pachado. Total solidaridad con las víctimas. Juicio y castigo a todos los curas pedófilos. Separación de la Iglesia del Estado.

Compartir

Comentarios