fbnoscript
11 de octubre de 2019

Chaco: Peppo veta la ley para difundir el protocolo de abortos no punibles

El gobernado de Chaco, Domingo Peppo, vetó hoy la ley que establecía la difusión del protocolo sobre casos de aborto no punible. De esta manera, se refuerza la presión para obligar a llevar a término los embarazos de las niñas y mujeres que sufrieron violaciones, impidiendo que puedan acceder al derecho que las ampara desde hace casi cien años y que fue rectificado por el fallo F.A.L. que dictaminó en el 2012 la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La norma vetada tenía ya un alcance muy limitado, puesto que simplemente indica al Estado difundir el protocolo provincial para acceder al aborto no punible, cuando el mismo es público, y no prevé mecanismos de aplicación concretos.

Pero el veto de Peppo es una señal política, en el sentido de sostener el alineamiento del Estado provincial a las iglesias católica y evangélicas. Recordemos que tanto Peppo como Jorge Capitanich (intendente de Resistencia y candidato para volver a la Gobernación) participaron en el acto de ‘Invasión del amor de Dios’, del Pastor Ledesma, donde se leyó un petitorio instando a los funcionarios al “cuidado a los valores que proclaman la vida y la familia”, y que “no aprueben ninguna ley que vaya en contra de lo que Dios establece”. 

Es esta política clerical la que lleva a que en el Chaco cada año haya más de 250 niñas que se convierten en madres, y de que sólo en el Hospital de Resistencia se registren dos denuncias por día sobre abusos sexuales infantiles. En este cuadro, es criminal el veto del gobernador y el desprecio del estado por la educación sexual integral. Esta política también es responsable del crecimiento de la violencia de género y de los femicidios en la provincia. 

El veto dispuesto por Peppo es un llamado de atención para todas las organizaciones que luchan por el derecho al aborto pero apoyan la campaña de Capitanich, que además lleva como primera candidata a diputada a la reconocida anti derechos Claudia Panzardi.

Ahora, la Cámara de Diputados deberá definir si acepta el veto del Gobernador o ratifica la ley votada. 

Vamos a movilizarnos contra la continuidad de estos flagelos. Más que nunca, es necesaria la organización de las mujeres de manera independiente de las iglesias y el Estado. 

¡Abajo el veto de Peppo! Por el aborto legal, seguro y gratuito; por la separación de las iglesias del Estado.

Compartir

Comentarios