fbnoscript
14 de octubre de 2019

34° Encuentro: un acto de clausura regimentado

Para evitar que la próxima sede sea Buenos Aires

En el acto de cierre del 34° Encuentro Nacional de Mujeres, la burocracia que conduce los Encuentros impidió que se expresen las distintas voces y que muchas organizaciones que se movilizaron hasta el lugar subieran al escenario  a hacer las propuestas. Proclamaron de manera unilateral la sede de San Luis, en un acto regimentado, con vallas de seguridad y golpes a las compañeras.

El Plenario de Trabajadoras denunció a la Comisión Organizadora (copada por organizaciones del Frente de Todos) del Encuentro Nacional de Mujeres y Disidencias por el manejo burocrático del acto de cierre en el que impusieron de manera antidemocrática y arbitraria la próxima sede. 

La intención de la numerosa delegación del Plenario de Trabajadoras, así como de otras organizaciones que se movilizaron al acto de cierre, era proponer como próxima sede la Ciudad de Buenos Aires para que el año que viene, masivamente, el movimiento de mujeres se concentre en el centro del poder político. El 2020 se augura de fuertes batallas, cambiará la figura presidencial pero el FMI se queda y la ofensiva contra los derechos también. Por ello, con un gobierno aliado a las Iglesias y que se ha pronunciado en contra de avanzar con el aborto legal será fundamental impulsar esa lucha, por la ESI, por la separación de la Iglesia y el Estado.  Con el FMI no habrá NiUnaMenos ni trabajo genuino, salario y condiciones laborales. La Comisión Organizadora, copada por el PCR y el PJ, quiso evitar ese hecho político.

 

Compartir

Comentarios