fbnoscript
17 de octubre de 2019 | #1569

La experiencia de las artistas en lucha

La experiencia de las artistas en lucha

“Debemos reforzar la organización independiente del movimiento de mujeres”, señaló Del Plá en la charla. Fotos: Cata, Ojo Obrero Fotografía

La charla sobre “la experiencia de las artistas en la lucha de la marea verde” desbordó las instalaciones del auditorio de la Facultad de Bellas Artes de La Plata. En el marco de la primera jornada del 34° Encuentro Nacional de Mujeres y Disidencias, las actrices Laura Azcurra, Anabel Cherubito y Thelma Fardin, la música Juana Chang (integrante de Kumbia Queers) y la diputada nacional Romina Del Plá (candidata a vicepresidenta por el Frente de Izquierda-Unidad) se refirieron a las conclusiones de estos procesos.

Laura Azcurra realizó una viva descripción del proceso de organización de las actrices, al calor del tratamiento en el Parlamento del proyecto de ley por el aborto legal, en 2018. “Muchas de nosotras no habíamos militado antes”, comentó, y señaló que la organización se fue abriendo paso, venciendo el ego y competencia propias del gremio. Así fue como se llegaron a reunir hasta 500 actrices que empezaron a discutir también sobre la situación en su propio medio laboral. “Empezamos a advertir los abusos que hay en nuestro trabajo”, dijo, y recordó la asamblea en que Thelma Fardin contó su experiencia y se resolvió acompañar su denuncia.

“A mí me gusta hablar de que estamos atravesando un momento incómodo porque es un momento en que estamos cambiando muchos paradigmas. Estamos sacándonos muchas capas de patriarcado y mierda de encima. Bienvenido sea, por más que duela”, reflexionó.
Anabel Cherubito se refirió, también, al profundo arraigo social del machismo y la discriminación contra las mujeres. Y destacó que “a lo largo de la historia las mujeres siempre logramos los derechos en las calles”. Por eso, dijo, “tenemos que estar más unidas y organizadas que nunca”. Planteó que “una de las principales luchas es la separación de la Iglesia del Estado” y reivindicó que “la izquierda es la única que se comprometió con la legalización” del aborto.

Thelma Fardin resaltó también la importancia de la organización. “Lo aprendí hace poco, cuando me acerqué a Actrices Argentinas”, dijo. Se refirió a la conferencia de prensa y al “Mirá Cómo Nos Ponemos” que conmocionó el país.  “Lo que hicimos fue destapar una olla a presión”, analizó.

Thelma se mostró crítica de un sistema judicial “revictimizante”, que “lo primero que hace es sentar a las víctimas en el banquillo de los acusados”. Y lo puso en cifras. “De cada 1.000 casos de abuso, sólo se denuncian 100 formalmente, y sólo en uno se obtiene justicia”, apuntó. A su vez, dijo que sólo el 4% de las denuncias de esta índole son falsas. “Lo que hay evidentemente es impunidad, y no mujeres locas”, concluyó.

También dijo que “poner en contexto que lo me pasó a mí es parte de un sistema, y que fue culpa de un sistema, fue sanador para mí”. 
Y planteó que es importante salir del Encuentro con un plan de acción concreto, es decir, no limitarlo a una catarsis.
Romina Del Plá señaló que “lo que es crucial de la experiencia del colectivo de actrices es que llega a través de su popularidad y conocimiento público a enormes capas de la población a las que si no sería difícil llegar”.

Sobre el Encuentro, enfatizó que “necesitamos salir con una claridad de cómo vamos a seguir luchando por nuestras reivindicaciones. Debemos reforzar la organización independiente del movimiento de mujeres. Desde el triunfo del lobby clerical -dijo por referencia a la no aprobación del aborto legal en el Senado- empezó un proceso consciente de ciertos sectores políticos para desmovilizar”.

“Cuando insistimos con el tema de la separación de Iglesia del Estado -continuó Romina- damos cuenta de las instituciones y cómo se utilizan las creencias para dominar e imponer condiciones de vida inaceptables. No podemos permitir que nos quieran imponer desde las iglesias cómo debe ser la salud, la educación, cómo te deben tratar cuando entrás en un hospital”. Mencionó el caso de Belén, la joven tucumana que estuvo casi dos años presa tras sufrir un aborto espontáneo.

Criticó la deposición de estos reclamos en nombre de que son temas que podrían esperar. “Mientras siguen mirando para otro lado, en el país hay medio millón de abortos por año. Este tema no puede esperar”. Y criticó los límites de los planteos de despenalización del aborto, reivindicando el reclamo de la legalización.

 

Compartir

Comentarios