fbnoscript
5 de diciembre de 2019

Santa Cruz: el Estado que violenta a las mujeres hace demagogia

La secretaría de DDHH provincial impulsó la realización de la performance “El violador eres tú” en Río Gallegos.
Por Gabriela Ance
Plenario de Trabajadoras
Santa Cruz: el Estado que violenta a las mujeres hace demagogia

Lorena Beltrán junto a Alicia Kirchner

Esta tarde se realizó en Río Gallegos, capital de Santa Cruz, la performance “El violador eres tú”, creada por las activistas chilenas y que ha recorrido el mundo.

Quien convocó el evento fue la Multisectorial por los Derechos Humanos Santa Cruz, integrada por agrupaciones que responden al Ejecutivo provincial y a su Secretaría de Derechos Humanos. En el último tiempo, el gobierno de Alicia Kirchner viene buscando copar la lucha del movimiento de mujeres y disidencias, lanzando para ello convocatorias como esta o como las orquestadas desde el Estado para la Marcha del Orgullo o la del 25 de noviembre (Día de la No Violencia hacia la mujer), haciendo de ellas un uso demagógico.

Pero la importantísima denuncia en “El violador eres tú” pone, justamente, el foco sobre el Estado como tal, en tanto garante y principal responsable de la violencia hacia las mujeres. Y es justamente por ello que el impulso del gobierno a esta performance resulta no solo demagógica, sino sobre todo una impostura. En nuestra provincia es moneda corriente la violación a los derechos humanos, contra los trabajadores en general y contra las mujeres y disidencias en particular.

El movimiento independiente de mujeres se ha encargado de denunciar el rol de los gobiernos patronales ante cada uno de sus reclamos, ninguneados cada vez que son presentados ante las distintas dependencias judiciales y gubernamentales. Un caso ejemplar fue el de Talita, cuya denuncia de que su ex pareja había intentado matarla derivó en una condena de solo 10 meses para el victimario. Como sobreviviente de ese calvario, Talita pudo demostrar con su testimonio que toda la causa estaba viciada de irregularidades, empezando por la Oficina de Violencia Doméstica y pasando por la instrucción –que caratuló el caso como “lesiones leves”-, el fiscal del caso y los jueces; y mostrando cómo el sistema en su conjunto está pensado para que cada mujer que denuncie fracase y no llegue a la mitad del camino, resignándose a sufrir la impunidad de los violentos.

El Estado provincial que promulga la performance es el mismo que ha sido denunciado ya desde 2015 por parte de trabajadoras de la Subsecretaría de la Mujer provincial, por el maltrato y las humillaciones de la titular de la cartera, Lorena Beltrán. Junto a ella, la funcionaria mantiene a todo ese personal precarizado, con planes que no superan los $13.000 en una provincia donde el costo de vida ya supera los $50.000. Hasta el organismo que debería atender los casos de violencia embargo violenta a su propio personal, como denunciamos desde el Plenario de Trabajadoras (Nuevo Día, 24/11/16).

Mientras la performance de las chilenas denuncia el accionar de la policía y la justicia contra las mujeres y la movilización popular, el Estado santacruceño persigue a luchadores y ha criminalizado la protesta social, después de las luchas de 2017 de jubilados y estatales por el pago de sus haberes y reapertura de paritarias. En ese marco armó una causa con el fiscal de Estado, Fernando Tanarro, contra dirigentes de Adosac y CTA, incluyendo a una integrante de la Mesa de Mujeres. Esta persecución se dirige a apuntalar las políticas de miseria y ajuste.

De conjunto, el Estado argentino y sus partidos actúan como enemigos del movimiento de mujeres que se moviliza intensamente desde el 2015 con el NiUnaMenos, la ola verde y el #MiraComoNosPonemos. Como parte de ello, y contra nuestro reclamo de separación de la Iglesia del Estado, colocan sectores reaccionarios y antiderechos del clero católico y evangélico en lugares clave, impidiendo el acceso al aborto legal seguro y gratuito y la ESI laica y científica.

Independencia, la clave

En Río Gallegos, la Mesa de Mujeres jugó un rol importante y sostenido en los últimos cuatro años, siendo el impulsor de cada marcha y lucha de las mujeres de manera independiente del gobierno.

El Plenario de Trabajadoras, que integra la mesa, milita activamente cada lucha y fue un factor de delimitación política en asambleas y movilizaciones para denunciar al gobierno de Alicia Kirchner y sus funcionarios por su sostén a los violentos y su intento de disciplinar al movimiento. Desde ese lugar denunciamos el carácter demagógico de sus acciones, y sostenemos que la única manera de que podamos conquistar nuestros derechos será manteniendo la independencia política en las calles, denunciando la complicidad y la responsabilidad del Estado y la Iglesia para someternos.

Llamamos a las organizaciones independientes de mujeres a sostener nuestros espacios libres de los gobiernos patronales. Llevemos nuestra solidaridad con los pueblos de Latinoamérica, señalando al imperialismo y los ‘Estados violadores’ de nuestro país y de todo el continente.

Compartir

Comentarios