fbnoscript
28 de mayo de 2020

Mendoza: el 3J, las mujeres piqueteras volvemos a las calles

Para gritar Ni Una Menos y exigir justicia por Ramona

Las mujeres del Polo Obrero mendocino vamos a volver a ganar las calles este 3 de junio, por todas nuestras reivindicaciones.

Durante el comienzo de la cuarentena, las mujeres se transformaron en cuidadoras familiares de tiempo completo, ya que según datos de la Encuesta Nacional sobre la Estructura Social son quienes se ocupan del 84% del trabajo de los hogares monoparentales. Teletrabajo, limpieza del hogar, cuidado de los enfermos, cocinar, acompañar las tareas escolares, son una sobrecarga para las mujeres.

Para las piqueteras, que estamos al frente de los comedores populares, el trabajo se multiplica y se dificulta por no tener suficientes ollas para atender la demanda de comedores donde asisten más de 2.500 familias. Además, somos las mismas desocupadas y precarizadas quienes garantizamos el sustento con actividades o colectas para conseguir alimentos frescos y carnes, y saliendo a luchar contra el abandono del Estado.  

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad reconoció que en el primer mes del aislamiento obligatorio se incrementaron un 40% las consultas a la línea telefónica 144, mientras siguen creciendo los femicidios. Es este cuadro es muy grave la ausencia de un presupuesto estatal para brindar protección a las víctimas de violencia y garantizar una independencia respecto del agresor. El gobierno de Rodolfo Suárez descarga la crisis sobre las trabajadoras

La denuncia de Ramona de la Villa 31 se replica en todas las villas y barrios del país, contra la desidia de los gobiernos que profundizan todas las violencias sobre nuestras vidas. Por eso las piqueteras salimos  este 3J nuevamente a las calles para gritar que “con hambre no hay cuarentena”, exigir la entrega gratuita de productos de higiene y salud femeninos, y levantar la consigna “ni una menos, el Estado es responsable”

La deuda es con nosotras, no con el FMI.

 

Compartir