fbnoscript
28 de mayo de 2020

28 de Mayo: más que nunca una gran jornada de lucha de las mujeres de las barriadas

Por Eri Lub

En un nuevo día de acción mundial por la salud de las mujeres, las mujeres de las barriadas no estamos dispuestas a que se sigan postergando nuestros derechos. 

En el marco de la cuarentena, en todo el país, millones de mujeres trabajadoras, desocupadas y jóvenes estamos padeciendo violentamente la crisis que está en desarrollo. Estamos sufriendo el hambre, la crisis habitacional, la desocupación y la imposibilidad de salir a trabajar. 

En este cuadro se ha complejizado aun más el acceso a la salud. Nos encontramos con centros de salud con escasos recursos, falta de insumos, y personal que no da abasto con la demanda de la población. 

A esta situación se suman las guardias colapsadas y programas de salud vaciados y disminuidos. 

Las mujeres luchadoras de los barrios son uno de los sectores más expuestos en este contexto, como lo ha demostrado la muerte de Ramona vocera de la Villa 31 que denunciaba la fatal de agua y ha fallecido como víctima del Covid-19.

Estas compañeras se encuentran en la trinchera de la batalla contra la pandemia garantizando el funcionamiento de los comedores y merenderos para los sectores más vulnerables mientras los gobiernos no garantizan siquiera los kits de seguridad e higiene pertinentes.

Además de este enorme esfuerzo, el gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires pretenden que la organizaciones políticas que responden a ellos y los propios vecinos sean, mediante postas de salud precarias, quienes detecten los casos de Covid voluntariamente y derivarlos. Esta situación profundiza la exposición al virus y es una irresponsabilidad ya que esa tarea la deben llevar adelante profesionales de salud con los elementos de seguridad e higiene pertinentes.

Bajo la pandemia, las mujeres y adolescentes-para poder practicarnos un aborto debemos recurrir a la clandestinidad y aún peor agravada por este cuadro. En numerosos hospitales públicos hay un desabastecimiento total de misoprostol.

El gobierno ofrece más poder clerical, dándole cada vez más lugar a las iglesias en nuestros barrios, mientras que no avanza en nada con el aborto legal. 

El gobierno viene dilatando el tratamiento del proyecto de la Campaña por el aborto legal en el Congreso, mientras plantea que presentará un proyecto propio, pero hasta el momento no paso ni una cosa ni la otra. 

¡Que la pandemia no calle nuestras voces!

Este 28 de mayo nadie tiene que hablar por nosotras. No queremos más mujeres muertas por abortos clandestinos. Necesitamos acceso integral a la salud, que incluye nuestra salud reproductiva, planificación familiar, anticoncepción gratuita y acorde a nuestras necesidades. 

Estamos cansadas de tener que hacer filas eternas en el medio de la noche para poder sacar turnos para nosotras y nuestros niños.

Por centros de salud con profesionales e insumos acorde a las necesidades de su población. 

Aborto legal sin demoras.

Separación de las iglesias y el Estado.

Comida, agua potable y productos de higiene en todos los barrios.

Testeos masivos sin dilaciones.

30.000 pesos de subsidios para todas las desocupadas.

ESI laica en todos los niveles educativos.

No al pago de la deuda externa usuraria, ilegítima y fraudulenta.

 

En esta nota:

Compartir