23/10/2021

A 15 años de la desaparición de Otoño Uriarte, que reveló la complicidad del Estado con la trata

La joven desapareció en 2006 en Río Negro, a sus 16 años, y apareció asesinada meses después. Seguimos exigiendo verdad y justicia.

Se cumplen 15 años de la desaparición seguida de asesinato de Otoño Uriarte, joven de Fernández Oro, Río Negro. En aquel entonces tenía solo 16 años y fue encontrada, meses después de su desaparición, asesinada en un canal de riego en la localidad de Cipolletti. Otoño fue vista por última vez el 23 de octubre de 2006, al término de una clase de Educación Física. Los padres de una de sus amigas la vieron esa noche, cerca de las 23 horas, cuando pasó de camino a su casa, en una chacra cercana.

Los investigadores descubrieron, a poco de iniciada su búsqueda, una red de prostitución y trata en la que estarían vinculados policías locales, proxenetas y prostíbulos. El caso, desde el primer momento, apuntó hacia agentes de la policía rionegrina sospechados de participar y encubrir una organización de secuestro y prostitución de menores descubierta durante la investigación. El Diario Río Negro, en aquel momento, informó haber tenido acceso al expediente del caso Otoño, donde se reflejan y describen maniobras realizadas en la comisaría de Choele Choel para «blanquear» a jóvenes raptadas y obligadas a prostituirse en distritos locales de esa zona.

Estos registros, que estuvieron en poder de la jueza de Cipolletti, María del Carmen García García (y que luego fueron elevados a la jueza Marisa Bosco), comprobaron nexos existentes entre personal de la comisaría octava de Choele Choel y varios boliches nocturnos de la región. La principal hipótesis indicó, desde el comienzo, que los policías facilitaban documentos apócrifos para falsear la edad y la identidad de las víctimas. El expediente judicial incluye la descripción de distintas irregularidades de la Policía rionegrina en el caso, entre ellas haber planteado hipótesis contradictorias e impedido la realización de operativos que pudieron haber implicado a sus agentes. También incluyó escuchas en las que aparecen hablando y son mencionados policías provinciales. Una de estas, reproducidas por el Diario Río Negro, transcribe el diálogo entre un proxeneta y un policía de la comisaría octava de Choele Choel. Esta conversación ocurrió poco después de la desaparición de la adolescente.

Cuando la jueza García García se enteró de esta escucha ordenó que se verifique si se trataba de Otoño, poniendo en aquel momento en conocimiento al fiscal Oscar Cid. Luego se realizó un allanamiento en un cabaret de Choele Choel, pero Otoño no fue hallada. De todas maneras, el fiscal no avanzó en la investigación de la existencia de una red que presuntamente involucraba a varios policías, y fue apartado de la causa. “Los registros también revelaron que la policía ocultó a la jueza García García gran parte de la información y elementos que se obtenían de las actuaciones que se desarrollaban en la comisaría de Fernández Oro en relación al caso Otoño” (Diario Río Negro).

La jueza García García denunció la situación ante el presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Río Negro, Víctor Sodero Nievas, quien ordenó una investigación interna a cargo del auditor general del Poder Judicial, Gustavo Martínez. Entre los involucrados, sobre los que no se ha avanzado judicialmente argumentando falta de pruebas están: Néstor Ricardo Cau, Germán Ángel Antilaf, José Hiram Jafri, Maximiliano Manuel Lagos, Federico Axel Saavedra y Juan Marcelo Calfiqueo; quienes con total impunidad aún viven en Fernández Oro.

Norma Dardik, trabajadora de la salud y vocera de todas las luchas desde Viedma se pronuncio por Verdad y Justicia a los 15 años de su femicidio, y mandó un caluroso saludo a su familia, amigos y amigas.

Hablamos de un caso donde la familia de la víctima denunció poco después de su desaparición que podría tratarse de una red de trata, pero la investigación, incluso con lo que salió a la luz del expediente, sigue sin avanzar. En este punto el poder político que ha gobernado la provincia, desde el radicalismo, pasando por el peronismo y ahora por Juntos Somos Río Negro actuaron para mantener la impunidad de los responsables.

La familia, junto a amigos y amigas convocan esta tarde a las 17 horas a la concentración en la plazoleta de la ciudad en Fernández Oro. También en El Bolsón habrá una concentración y protesta. A 15 años del brutal femicidio de Otoño Uriarte seguimos exigiendo verdad y justicia. Juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales.

También te puede interesar:

“Necesitamos profundizar la minería” declaró frente a gobernadores y empresarios.
Por aumento salarial, jubilación anticipada, reconocimiento de trabajo de alto riesgo, pase a planta e indumentaria.
El Estado y su responsabilidad en otra catástrofe ambiental.