22/09/2016

Apareció Dana de Guaymallén #TrataDePersonas


La búsqueda de la joven que se encontraba desaparecida desde el 2 de setiembre, cuando se fue de su casa del barrio Pedro Molina de Guaymallén, motorizó una importante organización colectiva y solidaria en el barrio y en la Feria de ese municipio, donde trabaja su madre. Allí se concentran una gran cantidad de mujeres que vienen luchando desde hace años en defensa de sus puestos de trabajo frente a los intentos de desalojo del gobierno municipal.


Ante las vueltas burocráticas que le imponían la policía y las fiscalías a la madre de Dana, que radicó la denuncia apenas desapareció, el Partido Obrero, junto al concejal del Frente de Izquierda-Partido Obrero del municipio, Federico Telera, y las compañeras del Plenario de Trabajadoras, pusieron en pie una campaña de difusión de la búsqueda de la joven, promoviendo la organización de las mujeres trabajadoras de la Feria de Guaymallén y de los familiares de Dana.  


Se llevó a cabo una concentración en la Oficina Fiscal N°9 para reclamar que avance la investigación sobre su paradero, porque habían pasado 18 días sin que se moviera el expediente de búsqueda o se realizara siquiera la difusión de la imagen de Dana. Ante la medida de lucha, la Fiscal tuvo que escuchar a la madre y a los concejales del FIT, Federico Telera y Nadia Ortiz, pese a que se había negado en un principio a atenderlos. Con esta acción también se logró que después casi veinte días de radicada la denuncia se difundiera, ese mismo día, la imagen de la chica por los medios televisivos y portales digitales masivos.


Los casos de desaparición de mujeres que pertenecen a barrios pobres y particularmente aquellos que corresponden a la población boliviana suelen ser vapuleados por los distintos estamentos del Estado y los medios masivos de comunicación, generalmente los casos de inseguridad ciudadana que afectan a este sector de los trabajadores son titulados como “ajuste de cuentas”, mientras que la discriminación institucional es moneda corriente. La negligencia con la que actuó la fiscalía en el caso de Dana es un nuevo ejemplo de este tipo de destrato.


Finalmente, la policía recibió un llamado telefónico  denunciando que Dana estaba en el departamento de Luján, adonde fue buscada, para luego trasladarla por la oficina fiscal a la casa de su madre el día 20 de septiembre. La desaparición sistemática de niñas y mujeres en nuestro país requiere que se inicie su búsqueda desde el primer momento, con todos los recursos disponibles, independientemente de las razones que dieran lugar a la desaparición –algo que sólo puede y debe ser constatado luego. 


Para lograr su aparición resultó fundamental la acción independiente y organizada de las mujeres y de los legisladores del Partido Obrero. Esta orientación también dio sus frutos en el caso de Florencia, la mujer que huyó de su marido golpeador junto con sus cinco hijos y que fue a parar a un polideportivo durante ¡tres meses!, y esto sólo gracias a la solidaridad de sus empleados. Tras la denuncia política de los legisladores del FIT sobre la falta de casas refugio y  para lograr una respuesta del gobierno para darle una salida habitacional a Florencia, se conquistó  para la mujer y sus hijos un alquiler subsidiado por un año, el cambio automático de escuela cerca de la nueva residencia y un subsidio para amueblar la vivienda. Salida transitoria que deberá dar lugar a un reclamo por medidas de fondo.


Continuemos este camino de organización independiente y de lucha de las mujeres trabajadoras. Por el acceso a la vivienda, el trabajo y contra todas las formas de violencia  hacia la mujer. 


 


 

También te puede interesar:

La Facultad de Derecho promueve un seminario con Alfredo Jofré, ex ministro con varias denuncias.
El intendente Iglesias recortó el salario del combativo delegado municipal y referente del Frente de Izquierda.
Vamos por la inmediata reintegración de los descuentos.
Los trabajadores y los comedores barriales, en el foco de exposición.