19/11/1998 | 608

Basta de violencia contra la mujer

Porque fuimos al Encuentro de Mujeres del Chaco para dar un paso más en nuestra organización, para extenderla y fortalecerla. Para arrancar las reivindicaciones urgentes que necesitamos nosotras y nuestras familias.


Él triunfo obtenido fue el acuer­do de miles de mujeres por el inicio del plan de lucha, con un acto el 25 de noviembre, el Día Internacio­nal contra la Violencia Política, Social y Sexual, sobre la Mujer.


En nuestra zona (Norte del Gran Buenos Aires) sufrimos la violencia de las patronales fabriles, como en Alcoyana, de Vicente Ló­pez, que va por una segunda tanda de compañeras despedidas (ya son alrededor de 200). En Algodonera Vinca, en el Bajo Boulogne, se deja en la calle a más de 250 trabajado­res, la mayoría mujeres. La multi­nacional Nabisco ha iniciado tam­bién los despidos, con el de la acti­vista Analía Orqueida, que organi­zó la movilización de sus compañe­ras al Chaco.


Empresarios nacionales y ex­tranjeros nos descargan violenta­mente su crisis por igual. El gobier­no protege y ‘milita’ defendiendo el ‘derecho a despedir9 a favor de las patronales.


Y no sólo eso, en el caso del gobierno ‘alianeista’ de San Isi­dro, Posse dirige una carta a los trabajadores de Algodonera Vinca para rogar a Dios que el que adquiera el inmueble de la planta que se remata, mantenga el destino ac­tual, prometiendo que se abrirán calles y comercios, ¡pero no shop­pings(/El manejo de un municipio, de un aparato estatal y sus recur­sos, le permite intervenir siempre y sólo a favor de poderosos intere­ses económicos y de los barrios re­sidenciales y de los countries. Para resolverlos problemas de las fami­lias obreras están los rezos y los buenos deseos, que no impiden la desocupación. Es la Alianza ata­cando a la mujer obrera, a los trabajadores, comprometida comple­tamente con intereses mafiosos.


Queremos romper la cadena de violencia iniciada con esta política y continuada en nuestros hogares. Por eso decimos basta de golpes hacia nosotras y hacia los niños. Por eso las manzaneras combati­vas se organizan y luchan. Como las despedidas de Alcoyana, las mujeres de los barrios, las docen­tes.


Queremos defender nuestro de­recho a la maternidad, con toda la protección social necesaria y la atención gratuita del aborto, para los casos de embarazos no desea­dos, que no se pudieron impedir. Hay que parar las muertes de casi 500 mujeres al año, por la atroci­dad del aborto clandestino.


En el camino de la unión de nuestras luchas, decimos basta de violencia contra la mujer. Esta necesidad nos lleva a organizamos conjuntamente para intervenir en cada ataque, a organizamos para lograr las medidas que nos liberen de los golpes y de toda forma de violencia:


El miércoles 25 a las 18hs., en Plaza Houssay.


En Zona Norte, el sábado 21, Plenario Zonal, para organizar el 25, en el CBC, Córdoba 1957, Martínez.

También te puede interesar:

Ya son catorce las víctimas en la provincia en lo que va del año, cuatro de ellas asesinadas por miembros de las fuerzas del Estado.
Luego de una jornada de deliberación y resoluciones, masiva marcha al Ministerio de la Mujer y al Arzobispado.
Por Fuera Manzur y el FMI, contra los ajustadores y por cada una de nuestras demandas.
Le disparó con el arma reglamentaria y luego se suicidó.
La violencia hacia las mujeres no cesa en la provincia.
Un nuevo femicidio conmociona Mendoza. La familia convocó a una movilización en reclamo de justicia.