28/05/2021

Chaco: las trabajadoras ocupadas, precarizadas y desocupadas unidas contra el hambre y la violencia.

Más de 150 trabajadoras del Chaco participamos del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras. 

Desde diferentes localidades del Chaco como Machagai, Miraflores, Pampa del Indio, Santa Silvina, Villa Ángela, Castelli, Sáenz Peña y el Gran Resistencia las compañeras del Polo Obrero, precarizadas en lucha, trabajadoras de casas particulares, docentes y estatales del plenario de trabajadoras participamos junto a miles de mujeres trabajadoras de todo el país en la construcción de una alternativa obrera y socialista que defienda los derechos de las mujeres trabajadoras frente a la violencia del gobierno de Capitanich y la burocracia sindical.

Este congreso significa una gran herramienta de lucha para las mujeres que, en vísperas del NiUnaMenos, vuelve a poner en eje que la responsabilidad del hambre y la violencia hacia las mujeres está perpetrada desde el Estado y en aumento, en este contexto de pandemia y aislamiento donde la explotación laboral en la virtualidad violando las licencias y aumentando la doble opresión hacia las trabajadoras, la decadencia del sistema sanitario por falta de inversión, la inasistencia ante los casos de femicidios y violencia de género y el reclamo de vacunas para todxs, vuelve cada vez más necesario reforzar las luchas y la organización de la clase obrera contra el estado y el sistema capitalista.

Nuestra participación se desarrolla en el contexto de ajuste y precarización laboral, con fuertes luchas como el de las trabajadoras precarizadas del hospital pediátrico, de los geriátricos y después de las grandes traiciones desde la burocracia sindical de ATE y UPCP (unión personal civil de la provincia) y docentes que miran para otro lado a los reclamos de las trabajadoras reforzando la opresión.

Las estudiantes, docentes y activistas del movimiento de mujeres participaron de la comisión de «Separación de la Iglesia del Estado y Educación Sexual Integral Laica y Científica», denunciando al gobierno de Capitanich y a todo el régimen político que privilegia el financiamiento  con fondos del Estado a las iglesias evangélicas y católicas a través de escuelas, dando subsidios a sus fundaciones, sanatorios y demás instituciones. Además también reclamamos la real aplicación de la ESI laica y Científica y formación continua a la docencia en general, que prácticamente por su transversalidad y en el contexto de pandemia, donde aumentaron la violencia de género y los abusos sexuales en la infancia, fue eliminada de la enseñanza, no por las docentes sino porque el Estado se niega sistemáticamente en entregar dispositivos y conectividad a estudiantes y docentes.

Este congreso también permitió concretar una herramienta de lucha de las trabajadoras de casas particulares,  donde no solo enfrentan todo tipo de violencia, suspensiones sin percibir salarios debido al aislamiento, desgaste físico y abuso laboral, sino que no conocen siquiera el sindicato que debería defenderlas. La gran mayoría debido a la irregularidades en la que trabajan no realiza aportes jubilatorios lo que lleva a jubilarse con la mínima, tampoco tiene cobertura médica, ni licencias por maternidad o enfermedades.

Las compañeras trabajadoras del Polo Obrero fueron las que mayoritariamente se anotaron en las comisiones de violencia y femicidio. No es un dato menor, son ellas las que en los barrios atendiendo comedores y merenderos son las primeras en asistir a las mujeres violentadas acompañando a hacer denuncias pero también organizándose por la lucha de centros de contención y casas refugios en cada pueblo o barrio donde puedan recibir asistencia profesional, reclamando ayuda económica y de vivienda. Destacado aporte a la situación brindaron aquellas trabajadoras indígenas de merenderos y comedores barriales que reflejaron la situación de triple opresión que viven por ser mujeres, por ser trabajadoras y por ser indígenas.

Las docentes, trabajadoras estatales y trabajadoras jubiladas participamos de la comisión de mujeres y sindicatos denunciando la complicidad de la burocracia sindical que acordaron aumentos salariales por debajo de la inflación y percibiendo salarios de miseria. Esta comisión dejo en claro la importancia de recuperar la organización sindical con perspectiva de género y de clase, que permita arrancarle salarios igual a la canasta familiar al gobierno.

Este sábado a partir de las 15h es el cierre del congreso de trabajadoras y se transmitirá por todas las redes sociales. En este cierre se leerán las resoluciones votadas en cada comisión y participarán las delegadas de cada provincia junto a Vanina Biasi y Romina Del Plá, dos luchadoras referentes de todo el movimiento de mujeres independiente del Estado, las iglesias y la burocracia sindical.

¡Basta de hambre y femicidios!

¡Unidad de las trabajadoras!

Ni Una Menos. El Estado es Responsable

En esta nota

También te puede interesar: