17/06/2015 | 1368

Córdoba: después del 3 J: «ni una menos, vamos por un plan de lucha»

candidata a Legisladora por el Frente de Izquierda


La masiva movilización del 3 de junio en todo el país bajo la consigna ni «Una Menos» fue la expresión más clara y contundente del reclamo al Estado como principal responsable del avance de los femicidios y de la violencia hacia la mujer.


En Córdoba, la movilización adquirió características históricas congregando a más de 50.000 personas que a través de nutridas columnas de estudiantes universitarios terciarios y secundarios, trabajadores y trabajadoras, compañeras de los barrios, artistas y el pueblo de Córdoba en general ganaron las calles de la capital responsabilizando al gobierno por la alarmante situación de la mujer en la provincia. Con este mismo carácter, surgieron como regadero de pólvora marchas y concentraciones en decenas de municipios del interior alcanzando una movilización de alrededor de 30.000 personas en todo el interior provincial.


Los familiares, organizaciones de lucha y los partidos de izquierda que ampliamente ganaron en convocatoria, ocuparon la cabecera de la movilización desplazando al gobierno, las fuerzas kirchneristas y al radicalismo al último lugar en el orden de las columnas. Nuestra compañera y ex Legisladora por el Frente de Izquierda, Cintia Frencia, con la autoridad política obtenida por la lucha consecuente e indeclinable en relación a los derechos de la mujer, fue llamada a ocupar el lugar de vocera de la marcha y fue quien en medio de cantos de repudio expulso a los funcionarios del gobierno que descaradamente pretendieron ocupar un lugar en la cabecera, entre ellos la mismísima vice gobernadora provincial, Alicia Pregno. La columna del Plenario de Trabajadoras y del Frente de Izquierda encabezada con la consigna «Ni Una Menos- El Estado es responsable» fue asumida como propia por parte de la multitud independiente que marcho junto a nosotras con cantos y pancartas de delimitación política del Estado y sus gobiernos.


La impostura del gobierno provincial y nacional que a través de fotos y declaraciones demagógicas días previos a la marcha pretendió plantear un frente único contra la violencia hacia la mujer detrás de la consigna «Ni Una Menos», fue absolutamente desbaratada por la masiva movilización que los tuvo como principal sujeto de denuncia. Asimismo la pretensión de imponer un documento vaciado de responsabilidad política mediante la fuerza de punteros y burócratas que irrumpieron en las reuniones de organización de la marcha también sucumbió ante los miles y miles de personas que en cada consigna repudiaron al Estado. En este punto es de destacar el lamentable rol asumido por la izquierda que nunca alzo la voz para expulsarlos de las reuniones, por el contrario fuerzas como PTS y MST fueron quienes llamaron al kirchnerismo y la UCR a participar de la organización y finalmente quienes ante nuestros planteos irreconciliables impidieron que se retiraran habilitando la redacción de documentos lavados, sin ningún tipo de denuncia, cerrando en una actitud vergonzosamente rastrera un frente común con estos sectores.


El Plenario de Trabajadoras llego a la marcha con un bagaje importante de iniciativas previas, entre ellas las que se desprenden de nuestra labor parlamentaria durante 2014; presentamos en la legislatura, en el marco de una audiencia pública una pedido de celeridad en el tratamiento del proyecto de ley sobre violencia presentado por el Frente de Izquierda en 2014, asimismo este proyecto fue presentado en los múltiples consejos deliberantes del interior provincial donde el Frente de Izquierda se presenta a elecciones. Asumimos con gran ímpetu la lucha política para abrir un camino de independencia política del movimiento de mujeres en contra de todas las formas de violencia que promueve el Estado.


La jornada histórica del 3 de junio puso de manifiesto el triunfo de nuestra posición, ahora resulta imperante la necesidad de profundizar el camino emprendido mediante un plan de lucha independiente para poner fin a los femicidios, toda forma de violencia a la mujer y por cada uno de nuestros reclamos.

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.