07/05/2020

Córdoba: en la interpelación a Martínez, el gobierno ratificó el ajuste a las mujeres

En el marco del avance de la violencia y los femicidios en la provincia de Córdoba, y de las acciones que viene impulsando la Asamblea NiUnaMenos Córdoba para denunciar la responsabilidad de los gobiernos, la ministra de la Mujer, Claudia Martínez, fue citada por la bancada del PO-Frente de Izquierda para ser interpelada en la Comisión de Equidad y Género de la Legislatura. En la Comisión, que sesionó de forma virtual el pasado martes 5 de mayo, lejos de dar respuesta al exhaustivo pedido de informe que elaboramos, recogiendo los principales reclamos de numerosas agrupaciones de mujeres, revalidó el ajuste del ministerio.


En efecto, Martínez indicó que no se dispuso de ningún de presupuesto extraordinario para atender al avance de la violencia durante la cuarentena. Frente a los señalamientos que hizo nuestra legisladora Soledad Díaz, sobre los despidos y el cierre del Programa CbaConEllas, la ministra circunscribió el problema a una adecuación entre organismos, cuando el Polo de la Mujer pasó a ser ministerio, ¡vaya paradoja! No manifestó nada concreto sobre lxs profesionales precarizadxs en las principales áreas, o las becarias de las Salas Cuna. Finalmente, acerca de los programas de "Acompañantes Comunitarias" y "Ellas Cuidan", que respaldan su Plan contra la violencia durante el confinamiento, dejó en claro que quienes lo conforman tienen carácter de voluntarias y no tendrán retribución por sus tareas.


Martínez remarcó que la provincia cuenta con refugios suficientes para las mujeres que sufren violencia, con nuevos espacios habilitados durante la cuarentena mediante convenios con clubes, hoteles privados y obras sociales. No obstante, los puentes entre la víctima y la asistencia del Estado están vedados si la ministra se vale para la recepción de denuncias solo de veinte trabajadores precarizadxs, con teletrabajo y sin ninguna valoración de riesgo en el domicilio, según ella misma admitió.


Por otra parte, desde la banca hicimos llegar un pedido de informe elaborado por las mujeres que trabajan en la órbita del ministerio a través de la Red Municipalista de Departamento Punilla y Cruz del Eje, quienes pusieron de manifiesto la ausencia de presupuesto y la extrema precariedad en la que se montan las políticas de género del gobierno de Schiaretti en el interior, siendo que la mitad de las denuncias provienen del interior de la provincia y el crimen de Cecilia Basaldúa es la expresión más acabada de esto. Ante el cuestionamiento por la no aplicación del protocolo de búsqueda inmediata, Martínez ni siquiera emitió opinión.


En consonancia, la ministra se desentendió por completo de las mujeres cuyos derechos laborales han sido atropellados: como las empleadas domésticas, las docentes de grado sin cargo, las trabajadoras de la salud que no reciben el bono, etc. Notoriamente, la funcionaria no tiene ninguna “sororidad” con las mujeres trabajadoras.


La (no)respuesta del gobierno frente al avance de los femicidios y la violencia doméstica y laboral, muestra los límites que tiene cualquier organismo bajo la orientación capitalista; no importa si se llama “Polo” o “Ministerio” o si está dentro o fuera de un comité de emergencia. Por eso las mujeres necesitamos tener el control popular de los recursos, para ponerlos en función de nuestras necesidades.


Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero reclamamos y hemos presentado un proyecto de ley para la creación de un Consejo Autónomo de la Mujer, con presupuesto del Estado; elegido y dirigido por las mujeres; representativo, con cargos revocables; que tenga independencia política y económica.


Con este planteo de independencia de clase impulsaremos todas las acciones que se desarrollen de cara al próximo 3J, para colocar en la agenda la lucha de las mujeres y avanzar en todos los reclamos pendientes.

 



 

También te puede interesar: