08/06/2021

Córdoba: una menor de 15 años fue violada por su padre y un policía

Se trata del uniformado que debía tomarle la denuncia.

Comisaría de La Carlota

Este lunes 7 salió a la luz un nuevo caso de abuso sexual contra una menor adolescente de 15 años, en el que está implicado el padre biológico y el policía de la comisaría que debía tomarle la denuncia. Sucedió en la localidad de La Carlota, cuidad cabecera del departamento Juárez Celman de la provincia de Córdoba.

La madre de la adolescente presentó la denuncia en la Unidad Judicial el pasado 29 de mayo. La Fiscalía de Instrucción de La Carlota, a cargo de Walter Guzmán, ordenó la detención de los dos acusados luego de realizar las pericias correspondientes.

El padre biológico de la menor fue imputado por «abuso sexual con acceso carnal, reiterado, agravado y calificado por el vínculo», luego de que las investigaciones determinaran que los episodios de abuso se venían repitiendo desde hace varios años. Por otro lado, no se descarta la participación de más personas, que habrían ocultado lo que estaba sucediendo.

El hecho se agrava aún más teniendo en cuenta que, cuando la menor se dirigió hacia la comisaría de la localidad, el policía que debía salvaguardar su integridad y tomarle la denuncia se convirtió en un nuevo agresor. Por este hecho fue imputado por “abuso sexual con acceso carnal” agravado por la edad de la víctima.

El policía acusado se encuentra detenido, en “situación pasiva”, y se le habría iniciado un sumario administrativo por parte del Tribunal de Conducta Policial y Penitenciaria del departamento Juárez Celman, a cargo de Ana Becerra. Cabe recordar que en esa misma comisaría ya fueron desplazados jefes policiales por no llevar a cabo un operativo en un local nocturno contra la trata de personas.

Este hecho se suma a una larga lista que pone de manifiesto las irregularidades y descomposición del sistema policial represivo, provincial y nacional, que continúa colocando a las víctimas de violencia de género en situaciones de completa vulnerabilidad, desprotección y desamparo por parte del Estado, quien se convierte en el eslabón más violento de este flagelo. Esta grave situación genera una gran desconfianza a la hora de realizar una denuncia en las dependencias de la policía y en organismos como el Polo Integral de la Mujer (actual Ministerio), que ha marcado una fuerte tendencia a revictimizar a las mujeres que sufren violencia de género.

Asimismo, no olvidemos que el Estado mediante la Ley del Personal Policial de la Provincia de Córdoba, lejos de cualquier perspectiva de género, permite que los policías puedan reincorporarse a la fuerza luego de cometer este tipo de delitos. En este sentido, en muchas ocasiones se premia al agresor con licencias, traslados y ascensos.

Frente a la escalada de casos de violencia de género en los que el agresor es parte de la fuerza policial o comparte vivienda con el grupo familiar (que se vio agravada por la actual situación de aislamiento social) y la clara ausencia de los ministerios de la Mujer, es clave poner en marcha un plan integral de protección de las mujeres víctimas de violencia de género mediante la creación de un Consejo Autónomo, con presupuesto, electo por mujeres y con cargos revocables.

 

También te puede interesar:

Municipales, integrantes del SUTNA, Luz y Fuerza, docentes, jubiladxs, contra la criminalización de la protesta.
La iniciativa empalma con los reclamos de las familias que venían de solicitar eximiciones de la presencialidad para evitar los contagios.
Se reclamó contra el ajuste de Schiaretti y Fernández, por vacunas para todxs, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo.  
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.