07/10/2021

De cara al 6º Encuentro Regional de Mujeres y Diversidades de zona sur

Este sábado a las 9 hs en la plaza de Remedios de Escalada, Lanús. Más que nunca, por una organización independiente del Estado.

Juan Diez @ojoobrerofotografía

Este sábado 9 de octubre se realizará en la plaza de Remedios de Escalada, desde las 9 de la mañana, la sexta edición del Encuentro Regional de Mujeres y Diversidades de la zona Sur. El mismo contará con más de 10 talleres y la realización de una movilización que recorrerá el distrito de Lanús por la tarde. Este encuentro se realizará en paralelo al de CABA y La Plata y unas semanas antes del ya clásico Encuentro del Noroeste. Dichos encuentros surgen de la necesidad de un sector del activismo de organizarse luego de dos años de pandemia sin Encuentro Nacional y en un contexto de agravamiento de las condiciones de vida del conjunto de las masas, y en particular de las mujeres y las diversidades.

En efecto, los datos del propio gobierno son categóricos: el 40,1% de la población está bajo la línea de pobreza, y de ese porcentaje más la mitad son mujeres; a su vez, de los 5 millones de indigentes, el 70% pertenecen también a este sector. Para las mujeres ocupadas la situación no es mejor: salarios por debajo de la línea de indigencia, precarización y brecha salarial con los varones, que ya llega al 30%.

Las múltiples violencias siguen arreciando las vidas cotidianas de miles de mujeres, quienes se encuentran desamparadas frente a un Estado que prioriza recursos para pagarle al FMI antes que asistirlas a ellas.

En la zona sur nos ponemos de pie

Las mujeres y las diversidades de la región sur del Conurbano bonaerense venimos peleando por poner en agenda todas las reivindicaciones pendientes. En cada distrito de la zona podemos encontrar una lucha que expresa esta tendencia y también el rol que juegan los distintos partidos patronales y las instituciones estatales en los flagelos que sufrimos.

Por ejemplo, la desaparición de Tehuel de la Torre hace ya casi 7 meses no ha sido motivo de gran preocupación para Nicolás Mantegazza, intendente del Frente de Todos de San Vicente, que no sólo no ha puesto ningún recurso estatal al servicio de la búsqueda y aparición con vida de Tehuel, sino que la policía local fue apartada de la investigación luego de comprobarse los vínculos entre uno de estos policías bonaerenses y uno de los detenidos. Mientras tanto Tehuel sigue desaparecido y su familia sigue exigiendo respuestas.

En Lomas de Zamora, Marina Lesci asumió como intendenta del distrito, luego de que Martín Insaurralde fuera convocado a la jefatura de gabinete del gobierno de Kicillof, tras el derrumbe electoral de las Paso. Lesci es el típico caso de una “feminista de Estado” que ha utilizado la verborragia de género para ascender en el poder. De secretaria de Mujeres, Géneros y Diversidad pasó a ocupar la presidencia del Concejo Deliberante luego de que falleciera Santiago Carasatorre, jefe de la bancada oficialista. Su “gestión” en la secretaría puede reducirse palabrerío y a haber pintado dos patrulleros de violeta para que asistan a mujeres violentadas con “perspectiva de género”; mientras el Fátima Catán (único dispositivo de atención integral y casa de tránsito para víctimas de violencia de todo Lomas) está colapsado por falta de espacio y de personal. Así mismo, Lesci se destacó por haber votado el “Día del niño por nacer” en común con lo más reaccionario del Concejo Deliberante y con todo el FdT, en un claro acto de postración frente a los intereses clericales del distrito. El carrerismo “feminista” de Lesci está a la vista.

El caso del exconcejal massista de Florencio Varela Daniel Zisuela pinta de cuerpo a todo el poder político e institucional del distrito. El burócrata gastronómico devenido en funcionario público fue condenado a una pena de trece años de prisión por regentear una red de trata amparada durante décadas por el aparato del PJ, el Poder Judicial y la Policía Bonaerense. En ese contexto es que se da la renuncia de Noelia Pino, directora de Género del municipio, que deja una gestión miserable con seis empleadas en toda la Dirección y ninguna política de género real para las varelenses.

Finalmente, el caso Guernica es esclarecedor en lo que refiere a “mujeres gobernando”: Blanca Cantero, intendenta del distrito más pobre de zona sur, despreció el reclamo de tierra y vivienda de las miles de familias que ocuparon un predio de Guernica el año pasado, para ofrendarle el mismo a un pulpo inmobiliario que allí construiría un country. Entre esas familias había mujeres solas con sus hijos e hijas escapando de situaciones de violencia o que llegaron hasta allí porque ya no podían seguir pagando un alquiler.

Estos son solo algunos ejemplos de cuál es la política del Estado y los partidos de todo el arco político patronal en distintos distritos de la zona sur con respecto a las mujeres, las diversidades y sus necesidades. Se suman a las denuncias en toda la zona de falta de atención integral a las mujeres violentadas -especialmente psicológica- y a la cantidad de femicidios en la zona: dos por mes hasta septiembre, que se suman a los 221 en lo que va del 2021 en todo el país.

El desafío de sostener la organización independiente

Es por todo esto que este 6º Encuentro se presenta como un desafío para el activismo en el contexto de una crisis política donde el gobierno optó por reafirmar su orientación ajustadora y derechista, poniendo a la cabeza del gabinete al clerical antiderechos de Manzur, y al represor Aníbal Fernández como ministro de Seguridad. La derrota de las Paso ha servido hasta ahora solo como excusa para avanzar en la línea de rescate a los empresarios y al gran capital, y allí no hay lugar para las mujeres y sus derechos. Es por esto que se hace más necesario que nunca defender la organización independiente de las mujeres y las diversidades.

El Encuentro Regional de zona sur, al igual que el resto de los encuentros que se sucederán este fin de semana y en las semanas siguientes, son una oportunidad para construir un espacio de deliberación que permita avanzar en un reagrupamiento de lucha por todas las demandas pendientes, un espacio que contenga a quienes venimos luchando hace años por los derechos de las mujeres y las diversidades; a quienes fuimos parte de la histórica marea verde que arrancó el derecho al aborto legal seguro y gratuito; a quienes peleamos por la real implementacion de la educación laica, científica y respetuosa de la diversidad y por la separación de la Iglesia y el Estado; a quienes peleamos contra el hambre y la desocupación en la calle y en cada comedor; a quienes decimos que no queremos a un torturador de niñas como Manzur como jefe de gabinete; a las trabajadoras de casas particulares que tienen los salarios más bajos de todos los gremios; a las piqueteras, a las docentes, las estatales. Un espacio de lucha y organización que traze bien clara la línea divisoria con el gobierno del FMI y nos refuerce para todas las peleas que se vienen. El Plenario de Trabajadoras de la zona sur se compromete a esa tarea.

También te puede interesar:

El candidato a diputado nacional por el FIT- Unidad recorrió Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell y Madariaga.
Se abre para los estudiantes de la universidad una perspectiva de organización independiente de todos los gobiernos y los ajustadores.
En un distrito con enormes necesidades habitacionales.
Desde las 22 horas por el programa A dos Voces, de TN. Los candidatos del régimen o el Frente de Izquierda - Unidad.
Sobre el acto en la Escuela de Policía.