25/11/2004 | 878

Día Internacional contra la violencia hacia la mujer

Las mujeres marchamos de Congreso a Plaza de Mayo pa­ra denunciar la violencia ins­titucional y doméstica.


Nos movilizamos contra el go­bierno kirchnerista, que gobierna con la Iglesia para el FMI y la banca, y pretende eliminar los planes sociales en un país donde 5,7 millones de per­sonas sobreviven con 50 pesos men­suales y otros cinco millones con me­nos de 150 (Clarín, 20/11). Repudia­mos este ataque contra el movimien­to piquetero, que muchas integra­mos, y no lo dejaremos pasar.


Nos movilizamos contra un go­bierno que ha confiscado los ahorros y laudó a favor de los bancos y los usureros contra los propietarios de vivienda única. En esta ciudad, don­de hay un desalojo diario y miles de familias viven en la calle, en la capi­tal de los grandes pulpos inmobilia­rios y del turismo.


Nos movilizamos contra un go­bierno que subsidia al gran capital pe­ro mantiene el salario por debajo de la línea de la pobreza y siete de cada diez asalariados gana menos de 700 pesos. Denunciamos esta violencia que recae con mayor dureza sobre nosotras, las más explotadas entre los explotados -las mujeres ganamos el 70% del sa­lario promedio-, las más desocupadas entre los desocupados.


Nos movilizamos contra el go­bierno que mantiene a nuestros compañeros y compañeras presos o procesados. Que promueve la impu­nidad del atentado contra la Amia, a los asesinos del Puente Pueyrredón e intenta enjuiciar a sus vícti­mas. Que ampara a la policía del ga­tillo fácil, a las mafias policiales, de la prostitución y de la droga, que asesinan a nuestros hijos y violan y secuestran a nuestras hijas en las barriadas. Repudiamos que fuera dejado en libertad el único sospe­choso por el asesinato de Sandra Cabrera.


Nos movilizamos porque no somos dueñas ni de nuestro cuerpo, y es im­posible acceder a los planes de anticon­cepción en hospitales desmantelados; y porque el embarazo de adolescentes y niñas es una epidemia, y los abortos clandestinos llevan a la muerte a cen­tenares de mujeres cada año.


Nos movilizamos porque los ata­ques sexuales, la violación y el nego­cio de la prostitución infantil y de mujeres se agudizan con la complici­dad de los jueces y todos los organis­mos del Estado. El último ejemplo es el encubrimiento policial de la viola­ción y el asesinato de Olga González, la joven piquetera de 17 años, en Ezeiza.


Nos movilizamos porque la violen­cia doméstica se transforma en un he­cho cotidiano, y el Estado intenta di­suadir las denuncias-y abandona a las víctimas a su suerte, amparando a los golpeadores, incluso cuando llegan al crimen. El Estado es el primer golpe­ador, el primer responsable de la si­tuación de terror en la que viven mi­llares de mujeres.


Exigimos:


  • Libertad a las presas y presos polí­ticos. Desprocesamiento de los lucha­dores.
  • Castigo a los responsables del Puente Pueyrredón, la Amia, del ga­tillo fácil y los crímenes de los hijos del poder.
  • Libertad a Romina Tejerina y a to­das las víctimas de violencia domés­tica y delitos sexuales.
  • Universalización de los planes. Au­mento de emergencia a 350 pesos. Sueldo básico de 800 pesos.
  • Trabajo genuino bajo convenio. Igual salario por igual trabajo. Igual­dad de oportunidades. Anulación de las leyes flexibilizadoras. Prohibición de despido por embarazo.
  • Derechos sexuales y maternales: anticonceptivos para no abortar; aborto legal y gratuito para no morir. Basta de persecución a lesbianas, gays y travestís. Guarderías gratui­tas bajo control de los trabajadores y de las organizaciones de mujeres. Co­misiones de defensa ante el abuso la­boral y sexual en lugares de trabajo y en sindicatos.
  • Exclusión de la Iglesia de toda fun­ción asistencial y educativa. Ni un peso del Estado a las organizaciones confesionales.
  • Comisiones de defensa de la mujer golpeada en barrios, sindicatos y lu­gares de estudio. Derecho a la exclu­sión al golpeador. Subsidio para la mujer y sus hijos.
  • No a los desalojos. Devolución de los ahorros.
  • No al pago de la deuda. Retiro de las tropas de Haití.


Convocantes a la marcha y acto contra la violencia hacia la Mujer del 25 de noviembre:


Mujeres de la ANT (Cuba/MTR, MTL, Polo Obrero); Fuba; AGD- UBA (lleana Celotto); AGD Filoso­fía y Letras (Marcela Malmierca); Alicia Schejter (militante feminista); M. Ester Herrera, abuela de Yiyi, asesinado en Villa Bosch; Apel; D. Sierra, F. Rodríguez, Viviana Zar­za, O. Flores, L. Ranses, miem­bros de Suteba Sarmiento; Amelia García, Suteba La Plata; H. Lorenzatto, Suteba Lomas; Andrea Ponce, Suteba G Rodríguez; Mujeres de TDO; Bloque de Asambleas; Ojo Obrero; LuchArte.

En esta nota

También te puede interesar: