22/10/2020

El fiscal Terán en el banquillo de los acusados

Se sortea el acusador.

Se ha conocido por los medios que el jueves se realizaría el sorteo para designar quien actuará como acusador en el Jurado de Enjuiciamiento contra el fiscal Santiago Terán. Dicho sorteo se efectuaría entre magistradas/os con jerarquía de Juez de Cámara.

El Jurado de enjuiciamiento está integrado por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, que presidirá el Jurado y por dos vocales, por dos diputados elegidos en la Legislatura, con sus respectivos suplentes, por dos abogados en ejercicio con la mismas cualidades que para ser miembro del Tribunal Superior de Justicia, residentes en la provincia y elegidos por porteo en la Legislatura.

También se conoce cómo quedó integrada la comisión especial: un vocal del TSJ, un diputado de la Legislatura y un abogado en ejercicio con las mismas condiciones para ser vocal del TSJ.

Si bien avanza el proceso que lo sentará en el banquillo de los acusados, desde el Plenario de Trabajadoras advertimos que el poder político y el sistema judicial procurarán preservar la responsabilidad del Estado, al que representa, en este régimen en el cual la violencia es un instrumento de disciplinamiento para imponer las condiciones de explotación y sometimiento en este cuadro de descomposición social y el avance de los femicidios, la crisis económica y sanitaria.

Se hace imperiosa la necesidad de señalar y ratificar la responsabilidad del Estado en este proceso que llevará adelante el Jurado de Enjuiciamiento para que realmente se efectivice la destitución de Terán, quien por décadas se ha manifestado en su función como el ejecutor de sus leyes y justicia patriarcal amparado por el poder político y el sistema judicial neuquino.

Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones a estar alertas a las maniobras distraccionistas y ante el menor intento de otorgarle impunidad a este funcionario, expresión emergente de un Estado el cual es responsable de la violencia que padecemos las mujeres.

Seguimos luchando por un Consejo Autónomo de las mujeres, que sea una herramienta de organización política de las mujeres y fortalecimiento de nuestra lucha. Autonomía política frente al Estado y presupuesto para que seamos nosotras mismas las que tomemos en nuestras manos la batalla contra la opresión y la violencia. Nos pronunciamos por la elección popular de jueces y fiscales con cargos revocables.

La conquista de nuestros derechos y una mejora en las condiciones de vida de las mujeres y las diversidades, no vendrá de la mano del Estado.

Vamos a fondo por la destitución de Santiago Terán. Basta de impunidad.

En esta nota