04/03/2021
gritemos basta

Femicidio de Sol Acuña Bilbao: “si aparezco muerta, ya saben quien fue”

Fue asesinada en Villa del Parque por su pareja, policía de la Ciudad.
Por Agus M

El día lunes 1/3 fue asesinada en el barrio de Villa del Parque Sol Acuña Bilbao, de 24 años. El asesino era su pareja, Germán Baigorria, un policía de la Ciudad. Sol le había manifestado a su hermana previamente que Baigorria era violento con ella y que, si aparecía muerta, «ya sabía quién fue».

Tan solo en lo que va del año, el 20 % de los femicidios fue perpetrado por personal de las fuerzas de seguridad, en muchos casos con el arma reglamentaria. Las estadísticas arrojan que cada 20 horas en Argentina una mujer es asesinada. El contexto es una crisis social y económica desesperante. El 40% de la población está hoy bajo la línea de pobreza y el 10% bajo la línea de indigencia, según índices oficiales. Esto hace imposible que las mujeres violentadas puedan irse de sus casas ya que el Estado no les garantiza siquiera la independencia económica que se requiere para eso. La violencia contra las mujeres y diversidades es una expresión del régimen social de miseria y explotación en el que vivimos. Es evidente que la violencia hacia las mujeres en particular y a los trabajadores en general es una política completamente consciente del Estado para disciplinar.

El gobierno nacional no tiene reparos en prometer generar las políticas necesarias para combatir la violencia, pero en los hechos no hacen nada. El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad cumple un año y, sin embargo, los índices de femicidios en el país solo crecieron. El «Plan Acompañar» que consta de un subsidio de $20.587 por tan solo 6 meses (!) es impotente frente a una canasta básica que según datos de Indec se encuentra en $56.458 para no ser pobres. El gobierno, en cambio, destinó millones de pesos al pago de la deuda usuraria para cumplir con los compromisos con el FMI. Pero para quienes fueron echados de su trabajo en medio de una pandemia, $10.000 y ahora ni eso porque fue eliminado.

Los derechos se conquistan

La contracara de este escenario es el poderoso movimiento de mujeres movilizado y en las calles que desde el 2015 viene denunciando que nos están matando y que el Estado es responsable. Así como conquistamos el aborto legal en 2020 a fuerza de décadas de organización y lucha, organicémonos contra los femicidios, por la aplicación de la ESI laica, científica, respetuosa de las diversidades sexuales y de género y por todos nuestros reclamos. Necesitamos un Consejo Autónomo de Mujeres con presupuesto para atender nuestras demandas, que sea independiente de los gobiernos y del Estado, electo y revocable, que fije sus propios órganos deliberativos y de conducción y cuyo presupuesto proceda del propio Estado, como ocurre con organismos que auditan o con universidades nacionales, y cuya independencia de acción y gestión debe garantizar que ese presupuesto vaya a parar donde corresponde. De otra manera una «reforma feminista» que no plantea una reforma profunda del sistema judicial no es más que un eslogan vacío.

Marchá con nosotras este 8 de Marzo para gritar bien fuerte: ¡basta de femicidios! ¡Ni una menos! ¡El estado es responsable!

 

En esta nota

También te puede interesar:

Contra la presencialidad en las escuelas porteñas ante el agravamiento de los contagios.
La Asamblea Permanente de Artistas Escéniques se reunió con el ministro de Cultura de CABA.
Sumate a la reunión abierta este sábado 15/5 a las 15hs.