20/05/2010 | 1129
GENERAL VILLEGAS

¿Defienden a los violadores o a la ruta sojera de la prostitución?

Varias cosas apestan en General Villegas y no sólo la marcha del jueves pasado –y el más exiguo cacerolazo del domingo– exigiendo impunidad para José María Narpe, Mario Magallanes y Mariano Piñero, quienes violaron a una adolescente de 14 años, la filmaron y difundieron el video por internet y teléfonos celulares. La marcha, organizada por la esposa de uno de ellos, convocó unas 300 personas, la mayoría mujeres, tras la bandera: “Apoyemos a las tres víctimas de esta injusticia. Toda la ciudad sabe la verdad”.

La nena declaró que uno de los tipos la llevó a su casa, donde estaban los otros dos, que no pudo escapar, la sometieron y la amenazaron.

Para los movilizados, sin embargo, las víctimas son los abusadores. Y “la verdad”, dijeron, es que la menor no sería virgen sino promiscua y que, por lo tanto, “no es una nena” sino una “ninfómana”, que en el video “se ve que no se defendió: ella quería” y, ya bordeando el delirio, que lo filmó ella, “porque quiere ser actriz porno”. Además, exigieron que la familia de la nena, los Lescano, se vaya del pueblo e insultaron al abogado que la representa.

Es habitual que los victimarios denigren a las víctimas. Lo novedoso es que una parte de la población, por minoritaria que sea, los apoye. Pero esa estrategia alcanzó carácter sacramental dado que la Iglesia dice que la sociedad es la culpable de sus delitos sexuales y que los niños abusados tentaron a los curas abusadores. Es lo que opina el intendente de General Villegas, Gilberto Alegre (PJ), que calificó a la nena de “ligerita”, que se la veía “complaciente con lo que sucedió” –otro que vio el video– y apuntó a los padres “que no la trataron”. “La gente repudia que digan que la forzaron, lo que no es cierto”, explicó un enterado Alegre antes de hacer de la defensa del abuso sexual en un programa político: así como hay que bajar la edad de imputabilidad de los menores, hay que subir la edad de las víctimas de abuso, dijo, “porque la sociedad se modernizó”. El juez Gerardo Palacios Córdoba, mientras tanto, denegó la eximición de prisión a los tres acusados, pero no los detuvo porque “está esperando a que sus abogados apelen” (sic).

Parece que lo que es común en Villegas –importante centro sojero y ganadero– es violar menores, prostituirlas y usarlas para divertimento en las ferias de maquinaria agrícola, ExpoRural, etc. En 2008, catorce nenas santafesinas de entre 13 y 15 años fueron rescatadas muy cerca de Villegas, cuando las llevaban para prostituirlas en la feria AgroActiva, en el sur de Córdoba. Hasta la Procuraduría General de la Nación reconoce que la ruta de la soja -como la del petróleo, de los grandes eventos deportivos y del turismo- es la ruta de la explotación sexual. Probablemente el intendente, el juez y algunos de los marchantes estén protegiendo mucho más que a tres violadores (y manipulando a un sector de la población).
Aunque pocos se interesaron, los participantes de la marcha denunciaron que “hay más vídeos que involucran a personas de dinero, ¿por qué no los muestran?”, que “los agarran a ellos porque son pobres, que investiguen a todos”, y que “era muy común que se hicieran ferias y la llamaran porque era una ‘vaguita’”.

También te puede interesar:

Concentramos el 26 de octubre para exigir su aparición con vida y el desmantelamiento de las redes de trata.
Recientemente estrenada en Netflix, la película indaga en la trata de mujeres hacia Italia y las complicidades políticas.
Terminar con esta situación de comercialización y deshumanización requiere de una organización independiente del Estado y todos sus cómplices.
Sigamos en las calles exigiendo justicia y protección para “Nora” y la inmediata imputación de los culpables.