Mujer

29/5/2003

|
802

Juez(a) contra los derechos reproductivos de la mujer

Yendo más a fondo que la vez anterior, la jueza que representa los intereses de los explotadores y opresores de la mujer, y actúa como brazo derecho de las jerarquías eclesiásticas, suspendió la provisión de anticonceptivos para prevenir que algunos no sean abortivos. Frente a la guerra de Irak, la Iglesia no excomulgó a generales ni prohibió a sus fieles alistarse. Sólo rezó por la paz durante los 25 días del genocidio contra el pueblo de Irak. Ningún juez en el mundo actuó en nombre de la Iglesia contra la masacre.


La Iglesia no excomulga ni prohíbe a los funcionarios que permiten que las mujeres trabajadoras gesten a sus hijos en estado de desnutrición, ni porque dejen de proveerles la leche materno-infantil durante la gestación ni en los próximos cinco años de vida del niño.


La Iglesia no excomulgó nunca a violadores, ni a sus curas violadores y abusadores, ni en la Argentina ni en el mundo. El arzobispo Storni de Santa Fe, mientras la Justicia lo llama a declarar por cuarenta casos de abusos y violaciones a seminaristas, está asilado en el Vaticano, a la vera del Papa.


La Iglesia no se opone a la concepción con sida. Por el contrario, se opone a las campañas por el uso de preservativos, sin importarle cuántos niños van a nacer con sida o van a ser contagiados en la santísima concepción en el país de mayor crecimiento exponencial del sida en América Latina, la Argentina.


Los niños huérfanos o de padres sin recursos son fuente de recursos económicos del Estado para sus curas y para sus fundaciones y colegios, y para el gran negocio de la beneficencia pública que lidera la Iglesia.


El sometimiento de la mujer impone el dominio eclesiástico sobre la conciencia social y su parte del botín capitalista.


Jesús defendió a María Magdalena antes y después de ser santa, y echó a los mercaderes del templo a latigazos mucho antes que las demócratas, las feministas y las socialistas (las consecuentes).


El Plenario de Trabajadoras llama a todas las mujeres a pronunciarse contra la jueza y por los derechos reproductivos de la mujer. Por el derecho a la maternidad y el respeto a la decisión de la mujer.


Anticonceptivos gratuitos para no abortar. Aborto legal y gratuito para no morir. Legalización y despenalización del aborto.