19/06/2020

La violencia de género en la Universidad de Córdoba

Un informe revela la situación que padecen las mujeres en la institución.

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) publicó un informe sobre violencia de género que da cuenta de los tipos de violencia más frecuentes en el ambiente universitario, entre quiénes ocurren y dónde, a partir de cifras y estadísticas. El estudio reveló que el 90% de las denuncian son de compañeras, y que de ese universo casi el 50 % corresponden a estudiantes que sufrieron situaciones de violencia, ejercida por docentes y otros estudiantes.


El informe fue el resultado de una sistematización de consultas y denuncias vinculadas a violencia de género realizadas en 2019 por integrantes de la comunidad universitaria en el “Plan de acciones y herramientas para prevenir, atender y sancionar las violencia de género en la UNC”.


Dentro de las denuncias podemos encontrar diferentes tipos de violencia, siendo la psicológica la que predomina con un 36%, seguida de la verbal con un 25% y el acoso sexual registra un 18%. También se notificaron denuncias por abuso sexual, discriminación por identidad de género y violencia física.


Mientras se pone en manifiesto esta situación, en contraposición vemos un total encubrimiento al actual docente y consejero del ala Kirchnerista, Diego Tatian, en la Facultad de Filosofía y Humanidades, quien fue denunciado en 2019 a través del plan anteriormente mencionado.


Además, los violentos siguen recorriendo los pasillos de las facultades, como por el ejemplo el docente de la cátedra de psicoanálisis Campbell, a quien la gestión le permitió continuar dictando clases, y hasta dar clases de posgrado.


En este marco, el presupuesto de la universidad sigue siendo irrisorio para atender las demandas de compañeras y docentes. No hay profesionales en planta para llevar a cabo ningún tipo de intervención en los casos de violencia de género.


Dado que el protocolo actual contra la violencia de género en la UNC está orientado por autoridades que no pueden parar la violencia de género ejercida hacia nosotras, se torna urgente la necesidad de seguir luchando por una secretaria de género electa y con cargos revocables, orientada por las agrupaciones de mujeres, trabajadoras y estudiantes que intervienen en la universidad para dar una respuesta real a esta situación.


En ese sentido es necesario, aumentar el presupuesto universitario de inmediato, con una designación no menor al 5% para combatir la violencia de género. La violencia de género no está en cuarentena, nuestra lucha tampoco.





 

También te puede interesar:

La provincia de Córdoba con nuevos récord diarios, complicada situación en el interior.
La responsabilidad del Estado de los contagios en unidades penitenciarias.
La jornada cerró con un masivo acto en centro de la ciudad.
Una expresión de un régimen universitario en descomposición.
La ciudad no tenía casos hasta antes de una procesión y misa.