04/05/2017

Legislatura: Ramal repudió el despido de Sarah Carvalhaes del Banco Ciudad

No quisieron reconocer las licencias médicas solicitadas por la joven tras el femicidio de su hermana Suhene
Por Yane


En la sesión de hoy, el diputado Marcelo Ramal, de la banca del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, presentó una declaración para que la Legislatura repudie el despido de Sarah Carvalhaes del Banco Ciudad. Sarah fue desvinculada del Banco de manera arbitraria luego de haberse tomado licencias médicas a partir del femicidio de su hermana Suhene, ocurrido en 2015.


 


En el recinto estuvo presente Sarah, junto a una delegación del Plenario de Trabajadoras que apoyó la denuncia ante el conjunto de los diputados frente a este grave caso de violencia institucional y laboral.


 


 



 


Marcelo Ramal, en su intervención, planteó que la Legislatura debe hacerse cargo de este enorme atropello ocurrido en el Banco Ciudad, ya que el directorio que lo dirige forma parte de los principales bloques políticos mayoritarios de la propia Legislatura. Ramal explicó que se trata de un caso de profunda violencia institucional y laboral, donde el Banco, lejos de reconocer la correspondiente licencia otorgada a Sarah, la persiguió sistemáticamente para que vuelva a trabajar y a atender al público.


 


Esta decisión fue amparada a través del desconocimiento por completo de las indicaciones de sus médicos e instándola a atenderse con personal profesional ligado al Banco que afirmaba que Sarah estaba en condiciones de volver a su lugar de trabajo sin problemas. Esta sucesión de agravios de todo tipo tuvieron su culminación en el despido con causa de Sarah, negándole por completo su derecho a recibir la indemnización que le corresponde.


 


El diputado del PO-FIT finalizó su intervención explicando que la violencia de género no expresa un problema que se manifiesta en casos individuales, sino que tiene una profunda raíz social y que el Estado es el primer responsable de la alarmante situación que viven las mujeres a diario, en diversos ámbitos, y, como demuestra este caso, en sus propios lugares de trabajo.


 


Ramal refirió asimismo al caso de Suhene, hermana de Sarah, víctima de femicidio. En su caso se vislumbra un largo entramado de responsabilidades estatales  que va desde su lugar de trabajo –que compartía con su agresor- hasta la policía, fiscales, entidades gubernamentales, que en ningún momento le brindaron la protección debida. Esta cadena de violencia redundó, en la actualidad, en que la propia justicia dejó libre a su asesino.


 


Por eso, -explicó Ramal- la lucha debe ser dirigida al Estado, sus instituciones y a los responsables políticos que garantizan el entramado de violencia que las mujeres viven y padecen cotidianamente.  


 


La batalla que dimos hoy fue un peldaño en la pelea que Sarah tiene por delante contra todos los atropellos de la patronal del Banco Ciudad.


 

En esta nota

También te puede interesar:

La violación en manada y el femicidio de la joven de 14 años aún estremece y sacude a la ciudad de Reconquista.
El gobierno prometió nuevamente la creación de equipos interdisciplinarios para asistir a las víctimas de violencia de género.
Masiva movilización platense contra los femicidios y la violencia de género creciente.
Walter Insaurralde, su padre biológico, podría ser condenado a perpetua.
Es necesario continuar con la movilización independiente para que se haga justicia por Florencia y por todas las víctimas de violencia.
Una gran jornada de lucha por todos nuestros reclamos ante un gobierno que mira para otro lado y no ofrece soluciones.