25/09/2021

Moreno: la intendenta “feminista” Mariel Fernández se abraza al oscurantista Manzur

En el acto de inauguración del pobre programa “Mi Pieza”, la intendenta “feminista” del Frente de Todos Mariel Fernández recibió con honores al nuevo jefe de gabinete Juan Manzur en Los Hornos, Cuartel V, una localidad donde no hay calles asfaltadas, ni servicios públicos, faltan escuelas, iluminación, urbanización, zanjeo, entre otras cosas.

En su campaña electoral de 2019 Mariel Fernández llamaba a los morenenses a votar por “la primera intendenta mujer”, y sus funcionarias decían que “tenemos un municipio que es profundamente feminista y quiere darle otro enfoque a la gestión”. La jefa comunal prometió potenciar las políticas de género en el distrito y se manifestó públicamente a favor de la ley de aborto legal. Como primera concejala en dicha lista estaba Patricia Rosemberg, exdirectora de la Maternidad Estela de Carlotto, también feminista, quien sin embargo este año rompió con la intendenta por diferencias que no fueron expuestas con claridad.

Todo este discurso quedó en el olvido al agradecer la presencia en Moreno del nuevo jefe de gabinete, el antiderechos Juan Manzur, exgobernador de Tucumán y miembro del Opus Dei que en febrero de 2019 negó el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo a una niña de 11 años que había sido violada, y fue obligada a parir. En realidad ya había llevado adelante actos de campaña electoral con la presencia del Obispo de la diócesis Merlo-Moreno, Fernando Maletti, mostrando así buenas relaciones con la Iglesia católica.

Es que Mariel Fernández juega a dos puntas: trafica reivindicaciones feministas para barnizar al oscurantismo. Por eso habla de las víctimas de violencia de género, pero en dos años no les ha dado ningún acompañamiento. Durante la cuarentena de 2020 Moreno fue lamentablemente el primer distrito en cantidad de femicidios. Las organizaciones de mujeres, como nuestro Plenario de Trabajadoras, salimos a manifestarnos para reclamar justicia por estos asesinatos, y para denunciar que no se reciben las denuncias en las comisarías, no hay botones antipático para todas las que lo necesitan, el plan Acompañar es de difícil acceso.

Este falso progresismo de Mariel Fernandez y la utilización electoral de una posición “feminista” tenemos que combatirlo con la organización de las mujeres, pero también con el desarrollo de la izquierda. El ingreso rente de Izquierda Unidad al Concejo Deliberante sería un canal para llevar todas las necesidades urgentes del movimiento de mujeres en Moreno, contra el gobierno del ajuste y el oscurantismo.