20/12/2020

Neuquén: Conclusiones de las audiencias por el Jury a Terán

En 15 días se conocerá el veredicto

Finalizaron las cuatro audiencias  del Jury de enjuiciamiento contra el fiscal Santiago Terán, pesando sobre el la acusación por “mal desempeño, por haber formulado declaraciones periodísticas misóginas, sin perspectiva de género, carentes de mesura y equilibrio”.  Quedaron afuera las denuncias de trabajadoras judiciales por violencia física y verbal, por la que se interpuso una orden de restricción de acercamiento, que Terán violó para volver sobre sus víctimas. Si bien no es tema de este Jury, los antecedentes del fiscal incluyen persecuciones a luchadoras/es populares, como fueron las casi 500 causas abiertas en la pueblada de Cutral Co. Y la tarea de plantar la impunidad a favor de la policía represora en la causa por el asesinato de Teresa Rodríguez.

Sí son tema del juicio las afirmaciones del fiscal en una entrevista radial, sobre que las mujeres víctimas de violencia de género deberían ser autorizadas por el Estado a portar armas y matar a sus parejas, describiendo a las mujeres golpeadas como «débiles mentales» y las comparó con «perros que se dejan golpear». Las referencias con los animales en comparación con las mujeres abundaron en su alegato de apertura.

También es parte del expediente la entrevista televisiva de C5N, cuando maltrató ante millones de espectadores a la periodista Luli Trujillo, con la que sostuvo una violenta discusión al aire, y a los gritos trató de imponerle que le respondiera una pregunta.

Los testimonios en las audiencias

En las audiencias, Luli señaló que “La entrevista se tornó en una situación de agresión y enojo que nada tenía que ver con nuestra intención» y recordó que durante la nota, Terán le dijo «querida, no te hagas la torita».

Por su parte, Julián Guarino, colega de Trujillo con quien compartió la realización de la nota con el fiscal, afirmó que «la perspectiva de género en Terán es inexistente. Terán levantaba la voz. Lucila sufría mucho pero estaba en condiciones de continuar con la entrevista. Yo no salía del asombro porque estábamos hablando de la violencia a las mujeres y la persona que es un fiscal, no es empático, hacía todo lo contrario. Intervine para que baje la voz pero fue imposible y Luli llevó a delante la entrevista a pesar de la violencia”.

También decalraron referentes de Mumalá, periodistas de Neuquén, pero no así trabajadoras judiciales que han denunciado, cuyos expedientes han sido demorados y cajoneados para evitar que formen parte de este juicio y circunscribirlo en las declaraciones públicas del fiscal.

El alegato de Terán

Terán fue su propio defensor, en una puesta en escena casi cinematográfica, en el que colocó a las víctimas en victimarios. Tuvo el tupé de decir: «Así como les dije ‘No me crean’, la prueba es la reina del proceso y a la prueba deberán remitirse. Pero yo sí acepto que debo ser reprendido, porque a mí no se me reprendió nunca, me dejaron hacer lo que quise. Estoy hace 31 años en el Poder Judicial y, sumario va sumario viene, en uno solo se me aplicaron cinco días de suspensión. Si yo no les dijera que deben sancionarme, sería un cobarde, y no soy cobarde”.  Pretendiendo dirigir el Jury, sugirió un castigo para sí mismo de una suspensión de 45 días, anticipando la expectativa de que la resolución tenga un alcance limitado.  Con los alegatos del fiscal Medori y el fiscal acusado, Santiago Terán, finalizaron las audiencias y se espera el veredicto en los próximos 15 días que pueden ser absolución, suspensión o destitución.

Profundizar la lucha por el Fuera Terán

El Jury juzga a un fiscal que ha sido  protegido por el Estado neuquino, tanto del MPN (partido provincial) como también de Rioseco, fuerza que gobierna Cutral Co, la ciudad donde actúa el fiscal. Su conducta repudiable ha sido un arma del Estado contra los luchadores populares y las mujeres. Es que, a pesar del juicio, el mismo se desarrolla dejando afuera años de ataques a la población que lucha y a trabajadoras judiciales. Es un proceso maniatado que busca salvar al fiscal, y por esa vía, tapar la protección que le brindó el Estado. En esa protección es responsable también el fiscal general, José Gerez, quien apañó todas las conductas del magistrado. Por eso, ni siquiera se animó a declarar en el juicio, enviando su testimonio por escrito.

Terán es la expresión emergente de un Estado que utiliza de manera hipócrita a la proclamada  “perspectiva de género” como taparrabos de su ataque de clase y de género que anida en las políticas fondomonetaristas de los gobiernos. Se trata de una impunidad por partida doble, porque exime al Estado y su justicia de la nula protección a las mujeres, sobre quienes se refiere del modo en el que ese Estado las trata. La violencia a la que le condena el Estado, es la manifestación de un régimen de opresión sobre todas y todos los explotados, por ello es necesario emprender la lucha decidida por un Consejo de Mujeres Autónomo electo por las propias mujeres, con presupuesto y  con carácter revocable. Desde el Plenario de Trabajadoras, llamamos a redoblar esfuerzos para que en los próximos 15 días retumbe el reclamo por la destitución del fiscal Santiago Terán.

 

En esta nota

También te puede interesar:

El día que la dictadura creó “Piapilandia”.
Uatre, Soefrnyn y Stihmpra se vuelven a reunir este lunes a las 15 hs con la CAFI y el Estado por la paritaria de cosecha, mientras avanza la pobreza, el desempleo, la precarización y la trata de personas en el sector obrero frutícola.
Radiografía del colapso en los hospitales de la provincia.
Vaca Muerta en la encrucijada.