Mujer

20/6/2020

Neuquén: violentan a las propias trabajadoras de la línea 148 para mujeres en situación de violencia

La línea 148 es una línea telefónica gratuita para asistir a las mujeres en situación de violencia, que funciona bajo la dirección del Ministerio de Ciudadanía y cuenta con un equipo de 40 profesionales en toda la provincia de Neuquén. Sus trabajadoras iniciaron una campaña de reclamo a través de las redes sociales “para decir basta al avasallamiento de nuestros derechos como trabajadoras”. “Asistimos en derechos, asesoramos en derechos, y los nuestros se vulneran cada día”, denuncian.


Desde el inicio de la cuarentena cuentan con un solo teléfono, sin protocolo sanitario ante el Covid-19. La demanda de atención se incrementó en un 48% (mayoritariamente bajo Código A: Alarmante por peligro inminente de vida), pero ni sus condiciones laborales ni las del dispositivo mejoraron. Denunciaron que trabajan con sus propios elementos personales y precarizadas, ya que desde hace cuatro años figuran como parte de la “planta política” porque no se les otorga el pase a planta permanente.


Se podría considerar que estas trabajadoras son la primera línea de otra pandemia que azota al país, que es la violencia hacia las mujeres, cuya expresión son los 120 femicidios en lo que va del 2020 en Argentina. Las denominadas “políticas públicas” de que los gobiernos se jactan de promocionar en la provincia, las sostienen las precarizadas.


El Ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez, se despacha con propagandas difundiendo la línea 148, encubriendo toda esta situación. El funcionario que tiene larga experiencia en explotación laboral, ya que es el mismo que dejó a la deriva sin sueldos ni aguinaldos a las 23 familias de los trabajadores Clínica Cutral Co.


La misma precarización se vive en toda el área. Un informe firmado por la Directora Provincial de Prevención y Asistencia de las Violencias, Yasmina Merhej, confirma que las plazas de las pocas casas refugio ya están desbordadas, porque crece la demanda y por la cuarentena han tenido que extender los escasos siete días de alojamiento establecidos por ley, ya que para colmo los tiempos judiciales se han extendido aun más para la destitución de un agresor del hogar. También confirmó que existen seis duplas de profesionales interdisciplinares para toda la provincia y ocho operadoras, y que las guardias son cubiertas por profesionales dependientes de otros dispositivos, recargando sus tareas. El informe sin embargo no rinde cuentas de la cantidad de trabajadoras en Línea 148 ni las condiciones del dispositivo.


En el interior de la provincia solo hay dos refugios para mujeres, en Las Lajas y en Cutral Co, ambos dependientes de los municipios. El que administra la provincia en Neuquén capital carece de edificio propio desde hace 16 años, y solo tiene lugar para 30 camas. Se habían anunciado nuevas aperturas en Zapala, Chos Malal, Plottier y San Martín de los Andes pero no hay avances, a pesar de la movilización de las compañeras organizadas. Tampoco hay subsidio económico para las mujeres en situación de violencia.


El gobierno provincial de Omar Gutiérrez tampoco reglamentó la Resolución 1057, impulsada por la diputada del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, Patricia Jure, que establece la creación de casas de refugio de emergencia en cuarentena con equipos interdisciplinarios en planta permanente y asistencia legal gratuita, entre otras, para atender a la creciente cantidad de denuncias por violencia.


Para atender las urgencias que plantea la cuarentena es necesario atender las demandas de las compañeras de la Línea 148 y de las mujeres y disidencias ante la creciente violencia. El Estado es el responsable.