05/03/1998 | 575

“Nos están vedados los puestos de decisión’’

PO: ¿Cuál es la situación de las trabajadoras de Apuba del Clí­nicas?


La mayoría de las compañeras del gremio somos mujeres, jefas de hogar, superexplotadas, para las que está vedado el acceso a puestos de decisión. Para noso­tras está reservado sólo el traba­jo pesado. Pero al organizamos en listas como la bordó, oponién­donos ata patronal y la burocra­cia cómplice estamos logrando nuestra intervención en lugares de decisión. Nuestras candida­turas son para las Secretarías de Actas, Asistencia! y Revisoras de Cuentas en la Fatun. Esta lista nos coloca en el camino de un verdadero protagonismo para tomar decisiones sobre nuestro trabajo y nuestras con­diciones, que ni la patronal ni la burocracia permiten.


PO: ¿Cuál es el motivo que las ha convocado a este plenario?


Nuestro interés es encontrarnos con mujeres con distinta proble­mática. Creo que la intervención debe ser práctica: la lucha por el salario nos incluye a todas. Y por la desocupación nosotras esta­mos levantando la reducción de nuestra jomada laboral a 30 ho­ras semanales, sin reducir el sa­lario para distribuir estas horas entre las desocupadas. Con res­pecto al famoso tema de la capa­citación, nos. pronunciamos en contra de la ley 24.004 de enfer­mería, que deja a grandes secto­res sin empleo al exigir capacitación, dejándola a cargo , del tra­bajador, liberando al estado de esta responsabilidad.


PO: La opinión sobre la princi­pal reivindicación levantada en este: plenario: la organización independiente de las mujeres trabajadoras.


Sobre la propuesta de organizar- nos como herramienta por la defensa de nuestros derechos: propongo la participación activa de las compañeras y compañeros dé los barrios, de las distintas agrupaciones, comisiones inter­nas, etc. para que con sus decla­raciones y volantes impulsemos la campaña de la lista bordó en las elecciones del gremio, para llevarla al triunfo. Esta es una sola lucha y por lo tanto es a favor de todas las trabajadoras. Por este mismo motivo nosotras nos sumamos a la campaña por la organización de un gran movi­miento de mujeres trabajadoras que tome el Día Internacional de la Mujer como una jomada de lucha: tenemos una mesa en el Hospital de Clínicas con cartele­ra convocando al acto al conjun­to de los trabajadores del hospi­tal y a la población. Tres días después del acto se cerrarán las urnas en Apuba y convocaremos a las compañeras, el 6 de marzo, a defender nuestros votos. So­bre lo debatido en esta Autoconvocatoria, apoyo la de deroga­ción de las leyes de punto final, obediencia debida e indulto. Desde el 78 estoy en la calle peleando para que los asesinos, sean juzgados como criminales. En el boletín de la bordó se sigue levantando estas consignas.


PO: ¿Cómo plantean su partici­pación el 6 de marzo?


La mujer, que mayoritariamente se ocupa de la salud de toda la j familia en cada hogar y de la población con su trabajo (en enfermería hay mayoría absoluta de mujeres), resultan retribuidas con la explotación en los lugares de trabajo v la falta de atención en los hospitales. Por ejemplo, los sectores a los que se destina menos presupuesto en el Clínicas son Maternidad y Pe­diatría, por ser ‘poco renta­bles’, dejando a miles y roñes de desocupadas sin atención médica. Por eso el Día de la Mujer, convocaremos a que nos apoyen en la lucha por la defensa del hospital público, contra el arancelamiento, por la defensa de las condiciones de los trabajadores i de la salud. Por salud y educa­ción a cargo del estado y manejada por sus propios trabajadores