07/07/2020

Rosalía Jara: comienza el juicio tras una larga una lucha contra la impunidad y el olvido

Desmantelamiento de las redes de trata y de explotación sexual.

Este martes 7 de julio, los Tribunales de la ciudad de Vera serán el escenario del juicio oral y público por el femicidio de Rosalía Jara. El 1° de julio de 2020 se cumplieron tres años de la desaparición y posterior asesinato de la joven madre de 19 años, cuyo cuerpo fue encontrado, un año y dos meses después, por un grupo de cazadores en la zona de El Bonete, del departamento de Vera, en un espacio rural muy alejado del lugar donde ocurrió su desaparición. Los resultados de las pericias sobre los restos óseos confirmaron que se trataba de ella, terminando en parte con una dolorosa incertidumbre.

Rosalía era oriunda de Fortín Olmos, un pueblo al norte de Santa Fe, sin trabajo ni estudio seguro, sin otras oportunidades de vida. Fue gracias a la primera movilización en el pueblo, en julio de 2017, que arrancó la investigación. Un centenar de personas de la localidad, de Reconquista y zonas aledañas, un domingo lluvioso y frío movilizadas en una marcha del silencio fue clave para que toda esta injusticia no quedara en la más absoluta impunidad.

El movimiento de mujeres del norte de Santa y Fe logró visibilizar este caso y que trascendiera en la provincia y en todo el país la situación dramática de las mujeres pobres, sometidas a la prostitución como único medio de vida que terminan en muchos casos desaparecidas y muertas.

El juicio

El único acusado en el juicio es Juan Valdez, quien fuera profesor de Rosalía; pudo determinarse su relación con ella así como la paternidad de su hija, mientras aún era su alumna. Primeramente fue imputado por retención y ocultamiento de persona, más tarde y con otros elementos probatorios, se lo imputó por femicidio. La investigación no avanzó en relación a las responsabilidades del personal policial que fue observado por irregularidades en los allanamientos ocurridos en el domicilio de Valdez, durante los primeros días de búsqueda de Rosalía.

Vera será el escenario del juicio oral y público de un juicio con 130 testigos, que fueron declarando en el último mes. Por la pandemia, se hará en una sala con 15 personas, integradas por la acusación, fiscalía y defensa. Por otro lado, se dispondrá de una segunda sala donde se espera la presencia de familiares y periodistas. Los medios podrán cubrir bajo la modalidad “en vivo” los alegatos (de apertura y finales) y el dictado de la sentencia, como ya se ha hecho en otras oportunidades, en tanto que la televisación del juicio, que fue solicitada mediante un escrito por diferentes organizaciones de mujeres, no ha tenido respuesta por parte de la Corte Provincial. El tribunal de juzgamiento está conformado por los jueces Gonzalo Basualdo, Norma Senn y Mauricio Martelossi.

Justicia por Rosalía. Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución

Rosalía se convirtió en bandera y símbolo de lucha del Plenario de Trabajadoras y de muchas otras, que pusimos en agenda el pedido de investigación sobre un posible vínculo con la trata y explotación sexual en el norte de Santa Fe, situación a la que son sometidas cientos de niñas y mujeres sin oportunidades y en vulnerabilidad.

La responsabilidad política de todos los estamentos del Estado es total en este caso, y va desde las fuerzas policiales al sistema judicial y los diferentes actores políticos integrados en el Frente Progresista y el PJ. Un sinfín de hechos fueron sucediendo a medida que transcurría el tiempo para encontrarla con vida hasta el desenlace fatal: demoras en la implementación de recursos para la búsqueda de Rosalía, dilaciones en la investigación y el proceso judicial, destrato durante el hallazgo del cadáver, la exhumación de sus restos y la devolución del mismo a su familia. Un calvario que duró tres largos años y recayó sobre las espaldas de una familia de trabajadores pobres, que pudo sostenerse gracias a la militancia solidaria.

La desaparición y muerte de Rosalía es un emblema de las características reaccionarias de la llamada justicia, que no hubiera obrado en los términos que le competen sin las grandes movilizaciones populares que convocaron a los más diversos sectores, en el norte provincial, denunciando la marginalidad a la que son sometidas las familias de víctimas, cuando son de sectores empobrecidos y vulnerables y centralizando la denuncia en la responsabilidad del Estado.

La lucha contra los femicidios es con independencia política

Durante 2019, la provincia de Santa Fe acumuló unos 41 femicidios, de un total de 328 en todo el país, siendo en la mayor parte de los casos menores de 35 años. En 2020, durante la cuarentena, ocurrieron 3 casos más.

Para que no existan más Rosalía Jara, ni Romina Leiva, ni Verónica Soule ni Yoana Romero ( las últimas mujeres asesinadas en cuarentena), debemos organizarnos en un Consejo de la Mujer autónomo de los gobiernos y exigir la implementación de Centros Integrales de la Mujer en barrios y hospitales para atender y seguir los casos de violencia, con atención las 24 horas del día, con la incorporación de equipos interdisciplinarios y el monitoreo independiente de las organizaciones de mujeres. Exigimos presupuesto para políticas que frenen las violencias hacia las mujeres y no para el pago de la deuda. – Justicia por Rosalía Jara. – Basta de femicidios e impunidad. – Desmantelamiento de las redes de trata, abajo el régimen de pobreza y explotación sexual. ¡Rosalía Jara, presente! Ni una menos. El Estado es responsable.  

También te puede interesar:

Desde un principio, la familia de Rosa fue ninguneada por la policía juninense.
Los casos se repiten en el distrito sin respuestas de los gobiernos.
En lo que va de 2020, se contabilizan al menos 15 femicidios en Santa Fe.
Los vínculos del poder político y la narco policía santafesina
La docencia estará de paro entre el 10/8 al 21/8 en los departamentos del sur de Santa Fe.
Justicia por Andrea Encina.