27/12/2020

Salta: el presidente del Concejo Deliberante de Orán acusado de acoso sexual

La víctima también lo denunció por discriminación racial.

Pablo González (izquierda) y Lucas Tévez (derecha)

El presidente del Concejo Deliberante de Orán está en el ojo de la tormenta desde hace varios días. Primeramente la secretaria de prensa del cuerpo deliberativo, Yanela Gutiérrez, quien es afrodescendiente, denunció maltrato laboral y discriminación racial al presidente Lucas Tévez y al secretario de gobierno municipal Cristian Aimo. Este último la trató de “negra de mierda” y le exigió que borre una publicación que compartió en Facebook, donde se lo relaciona con faltante de dinero cuando fue funcionario en el municipio de Coronel Moldes.

Intervino el Juzgado de Primera Instancia de Violencia Familiar y de Género, del distrito judicial Orán, y ordenó que Tevez y Aimo se abstengan de cometer “actos de perturbación e intimidación” contra Gutiérrez. Además se especificó que les queda prohibido “realizar todo comentario con connotación misógina, sexista, discriminadora y descalificadora”.

Aun con ese fallo de la justicia, Gutiérrez fue despedida sin causa. La trabajadora de prensa amplió su denuncia a abuso sexual, ya que Tévez le pedía tener sexo a cambio de pasar a planta permanente. La trabajadora contó en los medios de comunicación que el acoso se convirtió en abuso, con manoseos, e incluso hasta llegó a insinuarse hacia su hija adolescente.

Hasta el momento no se conoce que los bloques políticos del concejo, dominado por radicales y PJs varios, vayan a tomar alguna medida. Ya existían reclamos de destitución porque el hoy presidente del concejo oranense tardó 15 años en reconocer a su hija. Tampoco el intendente González se pronunció al respecto, aun cuando el caso ya está saliendo en medios nacionales. Tanto el intendente como Tévez fueron electos por la lista Sáenz Gobernador.

Esta es una muestra más de la terrible descomposición del personal político de la oligarquía salteña. Hace unos años, causó asco y repudio Chicho Mazzone, intendente de El Bordo, quien fue fotografiado en calzones con menores de edad en una fiesta en su propia casa. Cabe recordar que estos casos nunca tienen una condena efectiva de los delitos en que incurren, Mazzone obtuvo una condena en suspenso y no se logró comprobar el abuso de poder. La justicia adicta al poder político se comporta a la altura de sus mandantes.

Otro elemento importante a tener en cuenta es la variedad de trabajo precario de los municipios, que van desde contratos temporarios de todo tipo, planilleros (una suerte de jornalero en negro) pero que cumple tareas de un municipal. La informalidad de estos trabajadores es tal que le cumplen horario de trabajo o le rinden cuentas a “quien lo hizo entrar” independientemente de sus áreas laborales. El municipio de Orán tiene casi la misma cantidad de precarizados que los trabajadores de planta permanente.

Previo a la navidad los municipales de Orán estuvieron cortando la ruta 50 en reclamo salarial porque el intendente González le otorgó un mísero bono de $1.500, aun con trabajo en blanco. Muchos trabajadores municipales tienen tan bajos ingresos que están bajo los índices de pobreza.

Repudiamos a Aimo y Tévez y exigimos su inmediata destitución, y la restitución del puesto de trabajo a Yanela Gutiérrez, pero en planta permanente, como le corresponde a cualquier trabajador. ¡Basta de ser la prenda de abuso de patrones y políticos corruptos!

En esta nota

También te puede interesar: