05/06/2020

#SalvenAFátima: campaña nacional para salvar a Fátima Aparicio

Fátima Aparicio fue víctima de un intento de femicidio por parte de su pareja en el mes de mayo de 2019. Fue asfixiada y golpeada siete veces con una maza en la cabeza hasta que intervinieron sus vecinos que escucharon los ladridos de su perra, Lola. El victimario, su expareja, Luis Ernesto Rondón, había preparado las armas. Fátima estuvo en coma y tiene secuelas del ataque. A Rondón, acusado de femicidio en grado de tentativa agravado por el vínculo, se le dictó una prisión preventiva por un año. Esta prisión preventiva vence hoy. Fátima está en peligro.


A la Justicia, Rondón dio como domicilio la casa de Fátima, donde la atacó. Las abogadas de Fátima y la Fiscalía pidieron extensión de la preventiva, pero aún no hubo respuesta por parte de las juezas de la Sala IV de la Cámara Penal. El Estado, a través de los funcionarios de la provincia de Tucumán, donde el propio gobernador, Juan Luis Manzur, viene de hacer demagogia públicamente con la Ley Micaela, es responsable directo de proteger a Fátima y a sus tres hijos. Reclamamos que se garantice su integridad física.




 

En esta nota