04/10/2012 | 1242

Vamos al Encuentro Nacional de Mujeres

Una importante delegación del Plenario de Trabajadoras concurrirá al XXVII Encuentro Nacional de Mujeres. Nos recibe una provincia en la que el poder de la Iglesia es usado para anestesiar la reacción popular, donde el asesinato de Lieni Piñeiro -una joven pobre de 18 años, que también fue violada- fue catalogado por el subsecretario de Seguridad provincial, Julio Lenzken, como un acto de irresponsabilidad de la familia que la dejaba andar sola de noche. Vamos a la provincia de Misiones, donde los funcionarios del gobierno provincial intervienen, junto a los directores de hospitales públicos, para convencer a las niñas violadas de que sigan adelante con sus embarazos. Llegamos para reclamar justicia por la niña Angélica Ramírez, de 14 años, violada y asesinada en la localidad de Puerto Rico, hace unos días, sin que aún se conozca el responsable, aunque su padre denuncia a un efectivo policial. Y para exigir justicia por Nati, una joven de 17 años ilegalmente detenida en un calabozo, que apareció “suicidada”, según la inverosímil versión policial. La impunidad completa del Estado es la norma en Misiones.


En Misiones está presa María Ovando, una mujer pobre, madre de 12 hijos, a quien se le murió una beba de dos meses por desnutrición. El Estado responsabilizó a la madre, cuando es el gobierno mismo el responsable de la pobreza. Para María Ovando no hubo ninguna “defensa de la vida desde la concepción” ni mucho menos después. En la provincia se espera aún justicia por el asesinato de Rosa Gauna, ocurrido hace seis años: una niña de 15 años detenida en la comisaría de la Mujer de Posadas, acusada de violar el “Código de Faltas”.


El kirchnerista Maurice Closs no desmantela las redes de trata y de tráfico de personas a través de la frontera, las encubre.


La mujer accede de forma casi exclusiva a un trabajo superprecarizado, cuando puede acceder. Las mujeres de Misiones denuncian que los punteros de Maurice Closs en los municipios entregan de forma discrecional y clientelar los planes “Hambre Cero”, sin atender las verdaderas necesidades de la gente.


El emprendimiento que lleva adelante el gobierno en estos días es el de “importar” el trabajo superprecarizado de otras latitudes: así es que hoy se está impulsando la instalación de venta de ropa realizada por el trabajo esclavo o en negro, tanto en Candelaria como en Garupá; esta última de la mano de quien regentea 20.000 talleres clandestinos en Buenos Aires, protegido por Moreno y por Cristina Kirchner como un “industrial”.


El trabajo en la soja y el cultivo, cosecha y procesamiento de la yerba mate se realizan en condiciones de total precarización, sin trabajo estable, mediante cooperativas que precarizan las relaciones laborales y que condenan a los trabajadores a la miseria. El modelo de explotación del biodisel, al que se destina más del 30% de la cosecha de soja, no hará más que profundizar esta realidad. Los tareferos trabajan a destajo, por productividad, condenando a cosecheros hombres y mujeres a dejar el cuerpo y la vida por ingresos absolutamente insuficientes dentro de la industria de la yerba mate. Es responsabilidad del gobierno este permiso para que una industria tan grande se desarrolle en condiciones tan precarias.


Vamos al Encuentro no sólo a denunciar este estado de situación, sino a proponer organizarnos para cambiarlo. El Encuentro de Mujeres debe expresar su repudio a este modelo laboral y social, marchando sobre la casa de gobierno provincial y desnudando en los talleres el alcance que tiene sobre la vida cotidiana de las mujeres.


El intento de la Comisión Organizadora, de regimentar y de acallar la voz política de las mujeres, no debe prosperar. Digamos basta de conducciones burocráticas del Encuentro Nacional. Propongamos la separación de la Iglesia del Encuentro y el avance de las reivindicaciones de las mujeres trabajadoras, por medio del debate colectivo. Con un programa obrero, vayamos a Misiones a convertir el Encuentro en una plataforma de debate y de organización.


Desde las 14 del sábado 27 de octubre, en la Facultad de Medicina de la UBA -Paraguay y Uriburu, Caba-, charla-debate sobre las conclusiones del Encuentro Nacional y sobre la organización de la marcha del 25 de noviembre, contra todas las formas de violencia sobre la mujer.


Plenario de Trabajadoras plenariodetrabajadoras@gmail.com

También te puede interesar:

Mirta Busnelli, del Colectivo de Actrices Argentinas, y un pronunciamiento que llama a unirse en las calles.
A casi un año de la conquista del aborto legal en la Argentina gracias a la extraordinaria movilización de la marea verde, un vistazo a la situación del derecho al aborto en Francia.
Comienza el juicio contra Juan Darthés por violación agravada.