02/12/2021

Compañero Osvaldo ¡hasta la victoria!

Este lunes despedimos al compañero Osvaldo Ramírez, integrante del Polo Obrero de Olavarría. El domingo 14 de noviembre, luego de fiscalizar todo el día en el Jardín 915 de la ciudad defendiendo los votos del FIT-U, el compañero había sido atacado y apuñalado en la puerta de su casa. Estuvo internado en terapia intensiva del Hospital Municipal por 10 días hasta que falleció el pasado jueves 25.

Osvaldo tenía 44 años recién cumplidos, era originario de Lomas de Zamora y se había asentado en Olavarría luego de pasar 15 años en prisión, los últimos de ese período en el penal de Sierra Chica. Desde allí conoció a la mujer con quien contrajo matrimonio y con la que vivía, aunque ya separado de hecho, en una casa del Barrio Lourdes.

Luego de cumplir su condena, intentó por todos los medios reencausar su vida alejándose del delito. Es así que retomó sus estudios, finalizó la escuela primaria en la modalidad de educación de adultos y se estaba preparando para iniciar el secundario. Se las rebuscaba día a día saliendo a cartonear, buscando donaciones en comercios y se había integrado al Polo Obrero a principios de la cuarentena en 2020.

Osvaldo era un luchador, que peleaba contra la exclusión y la marginalidad que sufren quienes llevan la carga de haber estado privados de su libertad pero no encuentran vías de inserción laboral genuina sino precariedad. La sociedad capitalista en que vivimos dificulta la realización del conjunto de las y los trabajadores pero pone aún más trabas a personas como nuestro compañero.

Estuvo desde su incorporación en las primeras movilizaciones que llevamos adelante exigiendo un seguro universal a quienes se habían quedado sin ingreso y por asistencia alimentaria, y participó de todas las actividades que pudo, incluyendo movilizaciones masivas como las del 8M de este año. Su participación incluía también la búsqueda de donaciones y el traslado de mercadería al comedor “Manos Laboriosas” del Barrio Lourdes, sostenido por compañeras que lo levantaron a pulmón y posteriormente se integraron al Polo.

Como toda la camada de nuevos luchadores que se integraron al Polo, fue haciendo una experiencia política acelerada con el gobierno peronista de los Fernández y con el gobierno local de Galli, del PRO. Comprendiendo que son responsables de la situación de miseria que existe, decidió sumarse a militar en esta campaña electoral por el voto al Frente de Izquierda, promoviendo una alternativa política con la que empezaba a identificarse. Fue parte de las pegatinas, volanteos y movilizaciones durante todo este período. Se capacitó y ejerció como fiscal del FIT tanto en las Paso como en las generales, defendiendo todo el día las boletas y los votos en el jardín donde le tocaba votar.

La noche del domingo 14 muchxs compañerxs tuvimos la suerte de compartir con él el festejo por los buenos resultados de la elección, en el local céntrico del Partido Obrero. Todxs recordaremos la alegría y vitalidad que transmitía tocando el bombo y el redoblante con elementos improvisados, en el medio de la calle. Horas más tarde, ya de regreso en su casa, fue atacado cobardemente y apuñalado.

Él peleaba por poder tener una vida tranquila, buscando un lugar propio para vivir y poder apartarse de la familia de su “esposa”, quienes lo atacaron y finalmente le produjeron la muerte. Los criminales responsables del asesinato de Osvaldo son conocidos por la impunidad con que se manejan en el barrio. Aún así, ya dos de ellos se encuentran detenidos gracias al compromiso de amigxs, vecinxs y compañerxs que nos involucramos en la lucha por justicia. Hemos asumido el compromiso de reivindicar la lucha de Osvaldo por una vida mejor, su pelea personal, así como la lucha colectiva que inició en nuestra organización. Al despedirlo en su entierro, reafirmamos esta responsabilidad: exigimos juicio y castigo a todxs lxs responsables del asesinato de nuestro compañero.

Compañero Osvaldo, por vos juramos vencer ¡Hasta la victoria, siempre!

En esta nota

También te puede interesar: