fbnoscript
5 de septiembre de 2017

Santiago, López y Mariano

El operativo "blanqueo" de los responsables de ayer y de hoy.
Tan imprescindible resulta desnudar las mentiras del macrismo para desligar a la Gendarmería de la desaparición de Santiago Maldonado como delimitarse de los agentes de la burguesía que posan de defensores de las libertades democráticas embanderándose con el reclamo. Más aún cuando se trata de la más rancia burocracia sindical.
 
Es el caso de uno de los herederos de Pedraza, el secretario general de la seccional Gran Buenos Aires Tren de la Costa (Victoria), Mario "Oso" Rodríguez, quien no se priva de pegar por toda la seccional un afiche por la aparición con vida de Santiago, pero fue un activo promotor del paro del pedracismo por la libertad de la patota que asesinó a nuestro compañero Mariano Ferreyra, en oportunidad de la lucha por el pase a planta de los tercerizados ferroviarios, a fines del 2010.
 
Contra lo que el kirchnerismo ha alegado en las últimas semanas para blanquear su propia historia, el crimen de Mariano, así como la desaparición de Jorge Julio López, también fueron protagonizados por las fuerzas del Estado. Tanto por la liberación de la zona que facilitó la Policía Federal, en el primer caso, como por la autoría de un aparato represivo no desmantelado y que sigue operando en los pliegues de la maldita Policía bonaerense, en el segundo.
 
No menos cierto es que la burocracia sindical misma actúa como agente de ese Estado responsable de tantos crímenes políticos contra la clase obrera.
 
La cárcel para Pedraza, Fernández y su patota fue un triunfo popular, si bien no alcanzó para desmantelar a la burocracia de los sindicatos ferroviarios. Tanto el kirchnerismo como el macrismo han actuado para sostener y apoyarse en esta casta de traidores.
 
Será tarea de los ferroviarios recuperar nuestras organizaciones y hacer así justicia con la memoria de nuestros mártires.
 
Aparición con vida de Santiago Maldonado.
 
Aparición con vida de Jorge Julio López.
 
Cárcel efectiva a todos los responsables del crimen de Mariano.

En esta nota:

Compartir

Comentarios