29/07/1999 | 636

El Xº Congreso del PO en la puerta de Peugeot

El 22 de febrero la burocracia de la UOM-Caseros agredió a un grupo de compañeros del PO que impulsaba en la puerta de Peugeot «el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario». Una semana después, 250 compañeros manifestábamos en puerta de fábrica contra la agresión bajo la consigna «que la UOM rompa con la patronal y el gobierno».


La campaña contra la salvaje actitud de la burocracia miguelista incluyó pronunciamientos, radios abiertas en Caseros, reclamos al Concejo Deliberante, la exigencia de investigación al Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y una denuncia penal en los tribunales de San Martín.


De las actuaciones de la justicia no ha surgido nada porque los vecinos son atemorizados por la propia patota de Curto, la patronal niega filmaciones, esconde testigos, etc. y la justicia se ‘cree’ todo esto ignorando las evidencias aportadas por los militantes agredidos.


La burocracia, citada por la justicia, niega todo. Pero lo que no ha podido ocultar es la razón que tuvo el PO: la patronal de Peugeot cerró Corni, suspendió por meses a los compañeros de Peugeot y reabre la fábrica con despidos masivos. La UOM, en lugar de romper con la patronal y el gobierno, se asoció a Duhalde y organizó un paro obrero-patronal por la reivindicaciones empresarias, protagonizando la más raquítica marcha de que se tenga memoria por parte del sindicato «más poderoso del país».


Se entienden entonces las razones profundas de la cobarde conducta de la patota de Curto. Para contribuir a esta comprensión y a elaborar y organizar una salida obrera a la situación, más de 40 compañeros realizamos una agitación política repartiendo cerca de 1.000 declaraciones del Xº Congreso del PO a la totalidad de los compañeros que ingresaron a trabajar en la madrugada del 28 de julio. El PO ha ganado la batalla política por la difusión de su política de clase en Peugeot. Impulsamos una inmediata Asamblea General de fábrica contra todos los despidos.