06/07/2000 | 672

La campaña financiera del Partido Obrero

Frente al anuncio de que el PO planteará un proyecto de ley en la Legislatura de Buenos Aires «para que el salario mínimo por 8 horas de trabajo sea de 600 pesos», el periodista de El Popular de Olavarría (3/7), le planteó a Altamira: «Supongamos que esa ley se apruebe ¿Hay un Estado para hacerla cumplir?».


Altamira, que se encontraba en esa ciudad para participar de una actividad por el lanzamiento de la Campaña Financiera del PO (ver nota en esta página), le respondió: «Hay Estado y no hay Estado, según de qué se trate. Si es para cumplir la legislación laboral hay sólo 70 inspectores, con 30 mil trabajadores para inspeccionar cada uno. Está claro que ahí no hay Estado. Por eso es que queremos que a la ley que aprobemos nosotros se la acompañe con mecanismos para que los propios trabajadores controlen el cumplimiento real, con facultades legales, porque el Estado no controla. Pero para el espionaje político hay un Estado fenomenal. Para recaudar dinero para el Fondo Monetario, para bajar salarios y para despedir es claro que hay un Estado…».


Esta es una de las campañas políticas que el PO esta impulsando y que es necesario financiar. Porque sin finanzas, no se puede convertir en fuerza el programa político de los trabajadores.


La semana próxima comienza una gira de reuniones en las barriadas de la Capital, para revalidar el mandato a la bancada obrera en la Legislatura. Estamos impulsando la puesta en pie de un Polo Clasista nacional para una nueva dirección obrera. Marchamos a un campamento de invierno de la Unión de Juventudes por el Socialismo.


El PO está en la primera línea de todos los grandes combates de la clase obrera: con los trabajadores del pescado de Mar del Plata, con los estatales y docentes del Neuquén, con los desocupados de Río Negro y Salta, con la Intersindical de Santa Cruz, con los estatales del conurbano bonaerense.


Esta intervención y estas campañas políticas en marcha hace falta apuntalarlas. Por eso, compañero, es que necesitamos su aporte. Súmese a la construcción de un gran Partido de la Clase Obrera.

En esta nota