11/12/2003 | 829

La campaña por los 10.000 en Córdoba

Así lo votó un plenario de militantes el 6 de diciembre.


El objetivo de 300 prensas rendidas por semana planteado para la regional por la Secretaría de Organización nacional tomó como base un promedio de las últimas rendiciones, que han sido muy pobres, y eso es real: partimos desde el «subsuelo». Sí y no. Nuestro plenario discutió otra cosa: ¿reflejan esas casi nulas rendiciones nuestra realidad? Para nada.


Partimos de la caracterización de que una de las tareas fundamentales de la próxima etapa es superar los límites en la estructuración del partido, y que los miles de activistas que despertaron a la lucha política al calor del Argentinazo son nuestra base material para proceder a esa tarea.


La explosividad del momento político actual, que descansa sobre los precisos límites del intento de la burguesía nacional de reconstruir la autoridad del Estado sobre las mismas bases que provocaron el Argentinazo, y la vigencia de la rebelión popular, plantean que debe ser Prensa Obrera la que ayude a trazar un puente entre las luchas reivindicativas que recorren (y lo harán más todavía) el país y una más consciente, la lucha por el poder.


Nuestra campaña tendrá tres ejes: 1) los círculos barriales salen a conquistar una colocación masiva sobre el Polo, a establecer fuertes vínculos con cerca de mil compañeros que participan de asambleas semanales en los distintos centros o que marchan con nosotros regularmente; 2) la juventud se lanza sobre la universidad con cuatro círculos y uno sobre los secundarios; 3) un círculo sindical tiene como objetivo desarrollar y afianzar nuestro trabajo allí donde estamos (docentes, empleados públicos, estatales, universidad) y mantener una agitación sistemática con el periódico sobre frentes específicos para establecer una red de contactos y extender nuestra presencia en los sindicatos.


Como se verá, nuestra baja colocación de prensas no ha respondido a la ausencia del partido en luchas y lugares claves, sino a la ausencia de una lucha política para consolidar nuestro crecimiento a partir de Prensa Obrera, sea como organizadora de la vida y actividad cotidiana del partido y del Polo, sea como herramienta concreta al reflejar en sus páginas luchas o procesos determinados en los que intervenimos.


La directiva es precisa: vamos a multiplicar la estructuración del Partido Obrero en Córdoba sobre bases políticas y materiales muy concretas.

En esta nota

También te puede interesar:

Los bloques patronales acuerdan con este ajuste a las jubilaciones, enfrentemos el ajuste con la izquierda.
¿Quiénes son los “planeros”?
Entrevistamos a Yolanda Peñaloza, secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María.
Convocan una movilización por el 45% de aumento salarial y las sumas de los bonos al básico.
La lista está conformada por destacadxs luchadorxs docentes que enfrentan el ajuste de Schiaretti-Grahovac y a la burocracia sindical.
Vamos con la "Lista Obrera y Popular", Soledad Díaz-Emanuel Berardo.